Berenjenas amargas.

Berenjenas amargas.

Para que las berenjenas no amarguen, córtalas a ruegas y ponlas en remojo en agua con sal durante 4 horas, después lávalas y cocínalas como de costumbre.

Valora este truco