Bechamel sin grumos

Bechamel sin grumos

Mientras rehogas la harina cn la mantequilla, ponga la leche a calentar. Después cuando ya esté caliente, sólo tiene que añadir la harina rehogada lentamente. Mientras, mueva bien. No quedará ni un solo grumo.

Valora este truco