azúcar de colores

Para colorear el azúcar nada tan fácil como ponerla en una bolsa de plástico y echarle unas gotas del colorante alimentario que queramos (azúl, verde, rojo, etc.) y remover para que se impregnen bien los granitos del azúcar.
Colocamos en un plato hasta que se seque y envasamos para su conservacion en tarro de cristal.
Nos sirve para decorar nuestros postres o sorprender a nuestras visitas con un cafecito y el azúcar coloreado

Valora este truco