Aprovechar las pieles de limón y naranja

(0)

Para aprovechar las pieles de limón y naranjas poner las pieles encima de una superficie caliente (una estufa, un radiador...). A la vez que las seca, van desprendiendo olores y perfumando la estancia. Después las podemos usar para aromatizar natillas, flanes o guisos.

Valora este truco