Aprovechar galletas, pan o bizcochos resecos

Para aprovechar galletas, pan o bizcochos resecos, elaborar un pudin con ellos, mezclándolos con huevos azúcar y leche aromatizada con vainilla, algún licor y, si queremos trozos, de fruta. Cocer la mezcla al baño maría.

Valora este truco