AMASAR SIN MANCHARSE LAS MANOS

Un truco casero para no mancharse las manos a la hora de amasar consiste en, una vez que ya estén unidos los ingredientes de la masa, colócalos en el interior de una bolsa de plástico transparente, del tamaño adecuado a la cantidad de masa que se esté preparando, y comenzar a trabajarla presionando sobre la bolsa el tiempo que sea necesario.

Valora este truco