Almejas y berberechos, sin arena.

Para que las almejas y berberechos suelten la arena, se ponen a remojo en agua con sal durante unas horas.

Valora este truco