adiós al olor a ajo

adiós al olor a ajo

Si después de pelar ajos no quieres que te huelan las manos, ponlas debajo del chorro de agua del fregadero sin frotarte las manos. En unos segundos habrá desaparecido.

Valora este truco