Volver a calentar un frito.

Para recalentar comida frita y hacer que sepa deliciosa te planteamos este método:

1. Coloca la rejilla a la mitad del horno. Precaliéntalo a 400ºF (200ºC).

2. Rocía la hoja para hornear con el aerosol para cocinar antiadherente. Este evitará que la comida se pegue y aporta una pequeña cantidad de aceite para refrescar lo crujiente.

3. Acomoda la comida en la hoja para hornear manteniendo 1/2 pulgada (1,25 cm) de espacio entre cada pieza. Si estás recalentando porciones pequeñas, como papa fritas, puedes acomodarlas juntas, solo asegúrate de que no se estén tocando.

4. Rocía sobre la comida con el aerosol para cocinar.

5. Calienta la comida en el horno de 15 a 30 minutos. Utiliza las pinzas para voltear el alimento a la mitad del tiempo, para que quede crujiente por ambos lados. Estará lista cuando ambos lados se encuentren crujientes y el centro esté caliente.

6. Transfiere la comida a una servilleta para que absorba cualquier exceso de aceite.