¿Se puede consumir la mayonesa una vez descongelada?

Lamentándolo mucho, no. La mayonesa no es un alimento apto para congelar, ya que verá alterados su sabor y textura. Incluso, puede cortarse durante el proceso de descongelación provocando que aparezcan las temidas bacterias que provocan la Salmonella.