¿Se puede congelar lo que sobra de los caldos de Brik?

No hay ningún problema. Se puede congelar perfectamente el caldo sobrante (de hecho recomendamos hacerlo antes de que se ponga malo). Recuerda hacerlo en un recipiente de cristal o de plástico sin llenar el envase por completo (así evitamos roturas cuando el líquido gane volumen al pasar al estado sólido).