¿Qué tipo de comida es más sana durante el embarazo?

No te podemos recomendar una dieta para tu embarazo, pero sí que te podemos dar unos cuantos consejos para que tu alimentación sea lo más sana posible durante este periodo de tu vida.

Lo primero que tienes que hacer es evitar alimentos que podrían considerarse “peligrosos” para el bebé. No es el alimento en sí, sino cómo se consume. El pescado crudo, la carne cruda, los quesos frescos o muy blandos y el paté es mejor evitarlos ya que pueden traer consigo bacterias no deseadas que, en principio, a un cuerpo adulto y sano no le harían daño pero sí que pueden ser perjudiciales para tu futuro hijo.

Sabemos que no hace falta decirlo, pero dí no al alcohol y al tabaco, pero también a la cafeína ya que pueden ocasionar problemas con el peso del bebé una vez haya nacido. Date el gusto con las bebidas descafeínadas, pero intenta no tomar más de dos tazas de café al día. De la misma manera, limita el consumo de pescado, ya que prácticamente todos poseen mercurio en sus cuerpos, lo que puede ocasionar malformaciones cerebrales en el niño.

Ten en cuenta también el cuándo y el cuánto comes, optando por ingestas frecuentes y ligeras para evitar náuseas y acidez. Esto puede ocurrir debido al crecimiento del feto, que comprime órganos del sistema digestivo, por lo que no podrás hacer comidas copiosas. Y, aunque es muy aconsejable limitar el consumo de azúcar, no le digas que no a la fruta o al chocolate.

Con estos pequeños consejos y la ayuda de tu médico, ¡seguro que tu embarazo será miel sobre hojuelas!, ¡y enhorabuena!