¿Qué puedo hacer con el café (líquido) que me sobra cada día de la cafetera?

Tienes varias opciones. Puedes guardarlo en un bote de cristal hermético en el frigorífico y calentarlo al día siguiente o puedes aprovecharlo para hacer diferentes dulces cuyas recetas encontrarás en nuestra web (tiramisú, tarta o flan de café).