¿Qué debo hacer para que las placas de lasaña no se peguen cuando las ablando?

La forma de hidratar placas de lasaña sin que se peguen ni se rompan es mucho más sencilla de lo que parece. Usando papel film no hay placa de lasaña que se pegue ni se rompa. Después de la primera capa de placas de lasaña añadimos más o menos un centímetro de agua templada y colocamos el papel film (de los que aguantan el calor). Encima del papel film, más placas de lasaña, agua y papel film y así sucesivamente. Otro método es usar una brocha y pintar con aceite las placas de la lasaña, pero lleva un poco más de tiempo.