Puedo congelar un puré de castañas

Tenemos buenas noticias. Sí que puedes congelar un puré de castañas. Pero tienes que tener en cuenta una serie de puntos. Lo primero, que no sea una crema que contenga productos lácteos, ya que si no la textura y el sabor cambiarán, haciendo que tu puré de castañas sea de todo menos rico. Segundo, vigila que las castañas estén bien trituradas para que tenga la textura más fina posible. Y tercero, el secreto está en cómo se empaqueta la crema. Te recomendamos que lo hagas en bolsas herméticas de 250 ml para que se puedan descongelar más fácilmente y así no desperdicies ni gota de ese riquísimo puré de castañas.