Cómo puedo hacer pan sin levadura

El pan sin levadura, también llamado pan ácimo, es germen del pan actual. No es tan bonito ni tan perfecto, pero está igual de rico y lleva haciéndose desde hace más de 10.000 años. Además es supersencillo de hacer.

Para prepararlo sólo necesitarás:

½ kilo de harina integral

1 vaso y medio de agua templada

Aceite de oliva

2 cucharadas de sal

Para hacerlo, pon en un cuenco la harina tamizada y le damos forma de volcán. Esto esto es, dejamos un pequeño cráter en la parte central y vamos echando agua templada poco a poco, dejando que empape bien la harina. Añade, también dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Una vez combinados todos los ingredientes, empieza a amasar durante, más o menos 15 minutos. Pon un poquito de harina en la encimera para poder amasar sin miedo a que se pegue. Hacemos una bolita y lo dejamos reposar envuelto en un paño durante, al menos, una hora.

Cuando casi esté a punto de pasar este tiempo ponemos a precalentar el horno a 220 º. Tras esta primera hora, tendremos que hacer pequeñas porciones con el pan y las aplanamos con un rodillo, formando láminas de más o menos medio centímetro de espesor. De ahí, a la bandeja de horno , que te recomendamos hayas cubierto con una plancha de papel sulfurizado. Pintamos cada una de las porciones con aceite de oliva y las dejamos cocer durante 15 o 20 minutos. Vigila bien tu pan ácimo, no vaya a ser que quede demasiado seco. Pasado este cuarto de hora largo, saca la bandeja del horno y deja que repose.

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios