¿Cómo puedo hacer el pan chino?

Pues mira por donde, estás de enhorabuena, el pan de gambas o pan chino, ¡se puede hacer en casa! Apunta y ponte manos a la obra.

500 g de harina de tapioca

500 g de gambas o langostinos

1 cucharadita de sal al gusto

Aceite para freír

Ajo y pimienta al gusto

Levadura, (opcional).

Comienza procesando los alimentos hasta conseguir una pasta finita, finita. Cuando tengas esa pasta conseguida, añade la harina de tapioca vuelve a batir hasta que la pasta esté algo más espesa. Añade la sal y la pimienta y si quieres darle un poco más de volumen añade una cucharadita de levadura. Tras esto, comienza a amasar la masa para formar dos rollos de masa. Mételos en una vaporera y cocínalos al vapor durante una hora.

Pasado ese tiempo, sácalos y córtalos en láminas. Cuando estén bien laminados deshidrátalos en el horno a temperatura baja o bien, al sol protegidos por una tela de malla o un paño ligero. Una vez secas, puedes freír las rodajas con suficiente aceite como para poder sumergirlas. Para saber si la temperatura es la adecuada fíjate en cómo se comporta la lámina, si se hunde y vuelve a flotar para después empezar a expandirse, es la temperatura adecuada para freír. Si esto no pasa, no te preocupes, sumergelas tú ayudándote de un palo de madera. Una vez frito, deja que los panes pierdan aceite dejándolos escurrir en papel absorbente.