¿Puedo encontrar un sustituto de la nata, menos calorías y el mismo sabor?

La nata es riquísima. Mucho. Da un acabado cremoso y suave a cualquier salsa, por lo que te recomendamos que no la sustituyas, aunque si quieres evitar sus calorías, tira por la leche evaporada o, en su caso, usa yogurt griego. El sabor de este último es ligeramente ácido, pero se puede corregir con un poquito, sólo un poquito, de azúcar.