¿Cómo corregir una comida demasiado salada?

¿Te has pasado con la sal? Bueno, hay cosas peores en esta vida. Lo puedes intentar remediar de varias maneras. Si es un plato que contiene mucha agua (sopas o cremas), puedes añadir más agua. Si lleva alguna salsa consistente (salsa de tomate, curry, chili), puedes corregir con un poco de azúcar (¡no te pases!). Otro truquillo es, si dispones de tiempo suficiente, hacer más cantidad de lo que hayas cocinado y mezclarlo todo bien. Y por último, puedes añadir arroz o patata, si lo permite tu receta. ¡Suerte!