¿Cómo se hacen los nuegados manchegos?

Los nuegados son unos dulces típicos de la cocina manchega que se pueden encontrar en días señalados, como puede ser Carnaval o el Día de Todos los Santos. Es un rosco compuesto por diferentes bolitas de masa que se han frito, siguiendo el gusto por las frituras en la cocina manchega.

Para hacerlos necesitarás:

7 huevos

Zumo de medio limón y su raspadura

6 cucharadas soperas de aceite de oliva

1 cucharada sopera de anís

4 cucharadas soperas de azúcar

Medio kilo de miel

Harina necesaria para la masa

Para hacer tus nuégados bate los huevos en un recipiente hondo. Una vez batidos, añade aceite, el zumo de limón y su raspadura y el azúcar. Bate todo hasta conseguir una masa líquida homogénea. Y ahora, la parte divertida, ve añadiendo harina. La receta tradicional, no tiene una cantidad fija, sino que tienes que ir añadiendo, poco a poco, hasta que la masa vaya adquiriendo espesor y que quede ni muy blanda ni muy dura.

Una vez lista, haz tiras con ella, córtalas y haz bolitas de masa que tendrás que freír en una sartén con abundante aceite. Cuando estén listas nuestra bolitas fritas de masa, empezamos a cocer la miel y metemos dentro las bolitas de masa, las mezclamos bien y hacemos montoncitos o roscos con nuestros nuégados. Espolvorea con azúcar glass, ¡y listo!