¿Cómo dar la vuelta a los crepes si no tienes una sartén especial?

Una sartén pensada para crepes ayuda, pero no es imprescindible. Cuando la masa está bien lograda y la sartén no es vieja ni ha perdido la adherencia será bastante fácil levantar por el borde la crepe sin quemarte los dedos.. Un buen indicador para saber el mejor momento son las burbujas de la masa. Si ves que se hacen grandes es el momento de darle la vuelta para que no se quemen. No olvides añadir mantequilla o aceite con papel de cocina cada dos o tres crepes. Ayudará mucho a que no se peguen y te hará la tarea mucho más fácil. Los más atrevidos y experimentados se atreven a dar la vuelta a la crepe en el aire. ¡Alehop