¿Cómo conserváis un bogavante vivo hasta que lo cocináis?

Parece mentira, pero para mantener vivo a un bogavante que acabamos de comprar solamente necesitamos conservarlo en la nevera a unos 5 grados y envuelto con un paño húmedo que cambiaremos cada 12 horas.