Almíbar en el microondas

El almíbar es un paso que no puede faltar en el recubrimiento de muchos bizcochos, para poder hacerlo únicamente hay que conseguir una masilla espesa gracias a la combinación de agua y azúcar, una disolución que habrá que calentar para que vaya espesando.

Puedes hacerlo al fuego o en microondas. Para esto, junta en un bol apto para microondas 100 ml de agua y 200 ml de azúcar y una vez bien mezclado, ponlo en el micro durante 5 minutos a máxima potencia. Deja reposar unos minutos el almíbar en el microondas y remueve de nuevo para que se mezclen bien el agua y el azúcar. Deja que se enfríe y ya puedes utilizarlo para hacer una deliciosa mermelada o calar un bizcocho.