¿Cómo hago aldeanas de Osuna?

La receta de las aldeanas es un auténtico secreto de la Confitería Santo Domingo. Sin embargo, hay un dulce, las carmelas, que se parece muchísimo a estas aldeanas. Así que, apunta, que vamos a ello.

500 g de harina

250 ml de leche

50 g de mantequilla empomada

50 g de azúcar

25 g de levadura fresca de panadería

1 pizca de sal

1 huevo para barnizar.

Crema pastelera para rellenar

100 g de azúcar glas

1 cucharada de leche

1 cucharadita de esencia de vainilla

Unas gotas de zumo de limón

Comenzamos diluyendo la levadura en la mitad de la leche, previamente calentada. Una vez disuelta la levadura en la leche, pon todos los ingredientes en un bol a excepción de la harina y la levadura. Bátelos bien para que se integren correctamente, ayudándote de una espátula o lengua de silicona. Añade la levadura y la harina, y ve integrándolas hasta conseguir una masa homogénea, que tendrás que amasar con tus manitas. Una vez bien amasada, deja reposar la masa durante al menos una hora en un sitio cálido hasta que se doble su volumen. Tras esto, ve formando bollitos y ponlos en una bandeja de horno un poco separados para que no se peguen entre sí. Espera media hora para que cada uno de los bollitos crezca un poco más y hornea a 180º entre 10 o 20 minutos, dependiendo del tamaño de cada uno de los bollitos. Cuando se enfríen, ábrelos por un lateral y rellenalos. Lo último que tendrás que hacer es rellenarlos con un glaseado y dejar reposar hasta servirlos.