¿Alguien sabe un truco para que los espárragos no amarguen?

Un sencillo truco evitará que los espárragos tengan ese amargor tan característico. Llena de agua una cacerola alta hasta algo por debajo de la altura de las yemas de los espárragos. Añade sal, deja que hierva y pon los espárragos durante un minuto. Esta técnica se conoce como “blanquear” y terminará con ese sabor tan fuerte.