Astenia Primaveral

Consejos para prevenirla y vencerla

Astenia Primaveral

1 Votos | 0 comentarios

Con la llegada de la primavera algunas personas experimentan debilidad física y mental, y falta de vitalidad. Este conjunto de síntomas es lo que se denomina astenia primaveral.

Su origen no está del todo claro, aunque se relaciona con la adaptación a la nueva estación, así como con las aparición de algunas alergias. De carácter leve y transitorio, normalmente la astenia primaveral remite al cabo de unas semanas.

¿Cómo trato la astenia primaveral?

Los expertos coinciden en que la clave para prevenir y combatir la astenia primaveral es mantener unos hábitos de vida y de alimentación saludables. A continuación te presentamos unos consejos: 

• Empieza con un buen desayuno que te aporte vitalidad y energía para afrontar la jornada. Evita alimentos ricos en azúcares y grasas como la bollería y opta por alimentos ricos en fibra que te darán energía de forma gradual durante toda la mañana. 

• En la comida, platos a base de pasta o arroz, mejor en sus formas integrales, acompañados de vegetales. Te proporcionarán vitaminas y minerales además de hidratos de carbono complejos y fibra, que liberarán la energía en tu organismo poco a poco y te mantendrán saciado durante más tiempo. 

• Recuerda que la cena debe de ser más ligera que la comida para evitar digestiones pesadas que dificultan el descanso nocturno. Y no olvides cocinar con poca grasa.

• Respeta las horas de sueño, intentando dormir 7 u 8 cada día. 

• Intenta tener horarios fijos al levantarte, irte a dormir y en las comidas. 

• Realiza ejercicio físico moderado, predispone el cuerpo al descanso nocturno. 

¿Existen alimentos que me ayuden a sentirme  mejor?

La naturaleza es muy sabia y, con la llegada de la primavera, aparecen multitud de frutas y verduras ricas en vitaminas y minerales. Ten en cuenta que, cuando compras frutas y verduras de temporada están en su mejor momento, no sólo de apariencia sino también en cuanto a su composición en nutrientes. Por ello, si escoges frutas y verduras de temporada asegurarás un buen aporte en vitaminas y minerales que te ayudarán a sentirte mejor y con más energía. 

A continuación, te presentamos algunos de los alimentos propios de la primavera.

receta de crema fria de calabacin con esparragos

Espárragos trigueros

Los espárragos trigueros gracias a su gran contenido en fibra te ayudarán a regular tu apetito y, de esta forma, poder controlar mejor el ritmo de tus comidas. Además son ricos en vitaminas antioxidantes como la E y la C.

Guisantes frescos

Con la llegada de la primavera aparecen los guisantes frescos, una legumbre que muchas veces se confunde con una verdura. Hay que aprovechar su alto valor nutritivo ya que contiene hidratos de carbono, proteínas, fibra y vitaminas. Este alimento es de lo más  completo: te aporta energía además de vitaminas y minerales como la vitamina C y los folatos.

receta de estofado de cordero con alcachofas y guisantes

Calabaza

Esta hortaliza debe su color anaranjado a la vitamina A, que cumple importantes funciones en nuestro sistema inmunológico. Su aporte, por tanto, es muy necesario sobre todo en esta época del año. La calabaza se caracteriza por ser un alimento muy digerible por lo que es una opción ideal para incorporar en tu cena. Ah, es fácil que los más pequeños se pirren por su sabor suave y dulce, pero si comen mucha cantidad… se les puede poner la piel un poquito naranja. Siempre que pase eso debes consultar con su pediatra pero, si se ha atiborrado de calabaza, ¡que no cunda el pánico! 

receta de quinoa con calabaza col y azafran

Alcachofas

Las alcachofas son uno de los alimentos que más fibra contienen, de ahí que tenga un alto poder saciante. Su contenido en hidratos de carbono te darán la energía que necesitas durante estos días y su alto contenido en agua te ayudará a mantenerte hidratado, ya que a medida que se acerca el calor las pérdidas de agua aumentan. Recuerda que tenemos que asegurar a  nuestro organismo una buena hidratación.

receta de alcachofas al ajo

Fresas

Las fresas son la fruta estrella de la primavera. Aunque todo el año puedes encontrar fresas de cultivo en invernadero, es en esta estación cuando están en su mejor momento: llenas color, olor, sabor y nutrientes. Y es que hay un dato que poca gente sabe: las fresas son muy ricas en vitamina C, incluso más que la naranja. Además en su composición también encontramos el hierro que gracias a la  vitamina C se absorberá más fácilmente. Lo mejor es que a casi todo el mundo le encantan.

Para escribir lo que piensas, recuerda que debes formar parte de nuestra comunidad.

Si estás registrado...

Entra
o

¿Aún no estás registrado?

Regístrate