Crema fría de calabacín con espárragos

Si quieres preparar un entrante ligero y muy sano, y que además sea muy fácil de hacer no te pierdas la receta de hoy: crema fría de calabacín con espárragos.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • 100% natural, sabor casero

Cómo hacer Crema fría de calabacín con espárragos

  • Lava el calabacín los espárragos y córtalos en rodajas.

    PASO 1

    Lava el calabacín y córtalo a trozos. En una sartén, añade 1 cucharada de aceite de oliva y rehógalo. Agrega al calabacín el caldo y deja cocer.

  • Mientras tanto, lava, pela y hierve los espárragos.

    PASO 2

    Mientras tanto, lava, pela y hierve los espárragos. A continuación, extiende la masa y corta la hoja a rectángulos de 4x5 cm de lado aproximadamente.

  • Cuando los espárragos estén cocidos, déjalos enfriar y luego colócalos en trozos de masa laminados.

    PASO 3

    Cuando los espárragos estén cocidos, déjalos enfriar y luego colócalos en trozos de masa laminados. Forma un rollo y espolvorea semillas de lino. Coloca los rollos con espárragos en una sartén y pon al horno durante 15 minutos. Mientras tanto, mezcla el calabacín, con el jengibre rallado. Sirve los rollitos de pasta y espárragos acompañados de la crema fría de calabacín.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema fría de calabacín con espárragos

El Truco: experimenta con nuevos sabores

Si te apetece innovar en sabores en tus cremas te recomendamos añadir un poco de jengibre rallado al calabacín; así aportarás un toque ligeramente picante a tu crema. ¿Delicioso, verdad?

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

La razón hay nada más saludable que comer verduras y este plato aunque parezca lo contrario, se cocina en un plis plas y es la mar de sano. 

Además esta deliciosa receta tiene un secreto muy especial y es que se le añade un toque de jengibre y unos espárragos enrollados en masa de hojaldre horneados. ¿Qué te parece? También para hacerla aún más deliciosa puedes añadir tropezones a la crema de calabacín, como trocitos de pan tostado o queso cortado a dados. 

Para aquellos que disfrutan preparando sus propias cremas de verduras tampoco se pueden perder la oportunidad de cocinar esta crema de calabaza con roquefort, una de las cremas más populares de nuestra web.