Recetas ligeras para mantener tu peso ideal

Siéntete bien comiendo sano

Recetas ligeras para mantener tu peso ideal

17 Votos | 0 comentarios

Si estás pensando en empezar a cuidar la línea para el verano o sencillamente quieres comenzar a comer más sano y sentirte bien con tu cuerpo, una buena opción es incorporar a tus comidas del día a día menús ligeros

Verduras, pescado y frutas serán tus principales aliados a la hora de elaborar tus platos. No obstante, si no sabes bien como combinar los alimentos para hacer deliciosas recetas y no quieres caer en los mismos platos de siempre, hemos elaborado un menú ligero con tres posibilidades distintas para que las combines como quieras y empieces a integrar hábitos saludables en tu vida cotidiana. 

De primero: escalibada, ensalada y crema de verduras

Vamos a abrir el apetito con el primer plato. Es conveniente que sea menos contundente que el segundo, con el que acabaremos más saciados. Lo ideal, por tanto, es escoger recetas sabrosas y nutritivas pero con las que no nos quedemos muy llenos. 

Por ejemplo, con la escalibada, un plato muy mediterráneo, en el que se asan al horno pimientos, cebollas y berenjenas y se aliñan siendo bastante generosos con el aceite, siempre de oliva virgen extra. Una variación de este plato podría ser una ensalada de verduras asadas, a la que se le añaden tomates y calabacines. 

Las cocciones de ambos platos, al estar horneadas, hacen que las verduras sean mucho más suaves y gustosas, y se digieran mejor.

Por otro lado, si te apetece un plato caliente la mejor opción sin duda son las sopas. Además, la que te proponemos, crema de zanahorias y cebolla, te ayudará también a cuidar tu piel y a evitar la retención de líquidos. 

De segundo: lenguado, tortilla y rape

Es el momento del plato principal del menú, donde incorporaremos las proteínas necesarias con el pescado y los huevos, siempre combinando los platos eso sí con verduras. Además, el hecho de comer sano no tiene porque significar comer platos insípidos o poco vistosos. Una prueba es esta receta de filetes de lenguado rellenos con gambas y espinacas. Hecho al más puro estilo asiático cociendo los alimentos al vapor con una cesta de bambú (aunque también puedes usar una vaporera), los ingredientes conservan todos sus nutrientes y su sabor original. 

Otro pescado igual de delicioso y suave es el rape, que en esta receta también se cuece al vapor, preservando todas sus propiedades y jugosidad, y se sirve acompañado de una riquísima ensalada de endibias. Pero si extrañas el sabor de la carne, te proponemos una tortilla rellena de verduras y jamón, acompañada de un estupendo sofrito.

De postre: granizado, macedonia y sorbete 

Aunque la tentación de comer algo dulce puede ser grande, un remedio que funciona es acabar nuestro menú con fruta. Y que mejor que ésta nos refresque y nos dé la energía que necesitamos. Para eso, este granizado de sandía y menta es perfecto y está espectacular. 100% natural. Aunque si eres más de melón te va a encantar tomarlo en un sorbete con un poco de ralladura de limón por encima, ¡increíblemente bueno! O también puedes hacer que tu postre tenga más variedad de sabor, mezclando varias frutas en una macedonia con salsa de yogur y limón. ¿Qué te parece?

¡Escoge las recetas que más te apetezca en cada momento y disfruta de tu menú ligero!

Para escribir lo que piensas, recuerda que debes formar parte de nuestra comunidad.

Si estás registrado...

Entra
o

¿Aún no estás registrado?

Regístrate