Pechugas de pollo con salsa de nata

49 Votos | 0 comentarios

¡Deja de rebanarte los sesos pensando en el menú de los peques! Aquí estamos para ayudarte, y de entre todas las recetas para peques que podrías preparar hoy, te proponemos estas deliciosas pechugas de pollo con salsa de nata. Apetecen, ¿verdad?

El pollo es un alimento que está presente en la gastronomía tradicional de todo el mundo y quizás porque es una carne muy saludable. El pollo es una de las carnes blancas más consumidas debido a su versatilidad en la cocina y su buen precio: se suele destacar su interesante aporte nutricional, rica en proteínas y baja en grasas, especialmente la   pechuga de pollo. La carne de pollo tiene una textura tierna y un sabor muy suave que facilita que, combinada con otros alimentos, se incluya en la dieta de los niños desde pequeños.

Antiguamente el pollo se reservaba para días especiales ya que su precio no estaba siempre al alcance de todos. Pero su consumo ha vivido un crecimiento sostenido en las últimas décadas. 

Del pollo se aprovechan para usos culinarios muchas de sus partes: la cresta, servida como tapa; las alitas, los muslos y la pechuga, que es la parte que menos grasa contiene. También se pude consumir la carne de pollo asada a la parrilla, al horno, frita, en ensaladas, sándwiches o hamburguesas.

La carne de pollo, especialmente la pechuga, se recomienda en dietas para adelgazar, por su bajo contenido en grasas, pero de todas formas, puedes retirar la grasa de la piel del pollo antes de cocinarlo.

Las pechugas de pollo se pueden hacer de muchas maneras diferentes: en salsa, rellena, con nata, con champiñones, a la plancha, a la naranja, al horno, rehogadas, empanada… ¿Cuál es tu receta favorita? Y lo bueno es que las pechugas permiten que las acompañes con infinidad de alimentos. Por ejemplo, podemos complementar nuestros filetes con cualquier verdura como judías o ensalada, arroz, patatas al horno o fritas. Esto depende de vuestros gustos y del tiempo que podáis dedicar a preparar la comida. Aunque por lo general no es un plato que nos ocupe demasiado tiempo. Además son perfectas para dietas de adelgazamiento porque apenas aportan grasas.

Aunque las recetas con pollo son las más comunes en la gastronomía española, si lo prefieres también puedes cambiar las pechugas de pollo por pavo. Están igual de deliciosas y se preparan siguiendo el mismo proceso.

Como decíamos, la pechuga de pollo es una receta muy recurrente a la hora de preparar un plato rápido y fácil. Y si te apetece cocinar algo más elaborado, anímate con esta deliciosa receta que te traemos hoy. Ahora ya no tienes excusa para no preparar esta rica recetas de pechugas de pollo con salsa de nata, acompañada con deliciosas verduras o ensalada.

Cómo hacer unas pechugas de pollo con salsa de nata

Nuestra gastronomía cuenta con infinidad de recetas con pollo ya que esta carne se adapta a todo tipo de elaboraciones, de las fáciles a las más elaboradas, pero todas ellas siempre están deliciosas. Más allá de su versatilidad en la cocina, es una carne ideal si quieres mantener la línea ya que contiene poca grasa. Pero en estos casos lo habitual es acabar comiendo el clásico plato de pechugas a la plancha.

Para preparar unas sencillas pechugas de pollo pero con toque original necesitas: nata líquida, 1 bote de Sofrito de Tomate y Cebolla Gallina Blanca, 1 pastilla de Avecrem, un poco de aceite de oliva virgen extra y evidentemente unas pechugas de pollo fileteadas.

Lo primero que debes hacer es rehogar los filetes de pechuga de pollo con un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando veas que comienzan a tomar color, debes añadir el Sofrito de Tomate y Cebolla para aportar sabor al plato y remueve un poco. Rehoga unos minutos. A continuación añade la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada y remueve un poco más. Baja la intensidad del fuego y deja cocer el plato un par de minutos más.
Después, añade la nata y remueve. Mantén el fuego moderado hasta que la nata comience a hervir. Este será el momento indicado para retirarla del fuego y llevarlas directo a la mesa.

¿A que es fácil? Una receta original, rápida y sabrosa que les encantará a toda la familia.

  • 20-40 min
  • 4
  • Fácil
  • Segundo plato

Ingredientes

DALE TU TOQUE PERSONAL...

Cómo hacer Pechugas de pollo con salsa de nata

Rehoga los filetes de pechuga de pollo en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando empiecen a tomar color, añade el Sofrito de Tomate y Cebolla Gallina Blanca y remueve un poco. Rehoga unos minutos.
Paso 1
Añade la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada y remueve un poco más. Baja el fuego y deja cocer el conjunto un par de minutos. Después, añade la nata y remueve.
Paso 2
Mantén el fuego medio y espera a que la nata comience a hervir. En ese momento, retira la sartén del fuego y ¡listo!
Paso 3
  • Paso 1

    Rehoga los filetes de pechuga de pollo en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando empiecen a tomar color, añade el Sofrito de Tomate y Cebolla Gallina Blanca y remueve un poco. Rehoga unos minutos.

  • Paso 2

    Añade la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada y remueve un poco más. Baja el fuego y deja cocer el conjunto un par de minutos. Después, añade la nata y remueve.

  • Paso 3

    Mantén el fuego medio y espera a que la nata comience a hervir. En ese momento, retira la sartén del fuego y ¡listo!

Recetas con pechuga de pollo

La carne de pollo está asociada a perder peso y a alimentos para cuidar nuestra salud ya que es una carne sencilla de comer y preparar, y que además no tiene apenas grasa. Sin embargo, por estas razones algunos también piensan que es un carne bastante aburrida, falta de sabor y que siempre queda seca. En la formación de esta percepción tiene mucho que ver la forma en la que se ha cocinado la receta, ya que optando por un método de elaboración u otro la carne nos quedará mucho más melosa y con un gran sabor.

¿Te gustaría saber cómo preparar pechugas de pollo que dejen boquiabiertos a tus comensales? Marinar las pechugas puede ser un truco para lograrlo ya que les aportará un gusto característico y las hará mucho más apetitosas.

Aunque no necesitarás muchos más trucos para preparar las recetas que te proponemos en esta variada selección. Son platos en los que verás como esta carne blanca se adapta a todo tipo de aderezos y acompañamientos para crear platos fantásticos como: Pechuga de pollo con chips de patata, Pechugas de pollo al limónPechugas de pollo en salsa agridulce o Judías verdes con pechuga de pollo. ¿Qué te parece? ¿Apetecen, verdad? 

De vez en cuando también puedes dar una alegría a la familia acompañando el plato de unas deliciosas patatas fritas. ¡No se podrán resistir!

Y si eres una de esas personas que siempre tienen unas pechugas de pollo en la nevera pero quieres innovar en su preparación, no te pierdas las propuestas de recetas de pechugas de pollo que hemos preparado para ti. Seguro que encontrarás más de una receta que se ajuste a los ingredientes que tienes en la nevera y lograrás ofrecer un menú muy variado a tu familia.

Pues anímate a preparar esta receta de pechugas de pollo con salsa de nata o cualquiera del las que encontrarás en nuestra web. ¡No te faltarán ideas! Verás que tus invitados quedarán encantados y te van a preguntar cómo las has cocinado de una forma tan estupenda.

Consejos para cocinar Pechugas de pollo con salsa de nata

Hay dos tipos de nata: una sirve únicamente para cocinar con un 18% de materia grasa y la segunda tanto para cocinar como para montar con un 35% de materia grasa, ¡la elección es tuya!

Contenido recomendado...

Para escribir lo que piensas, recuerda que debes formar parte de nuestra comunidad.

Si estás registrado...

Entra
o

¿Aún no estás registrado?

Regístrate