Lentejas al curry

 

Si amas los guisos tradicionales de nuestra cocina, pero también te hacen tilín los sabores exóticos, entonces hoy es tu día de suerte porque este guiso de lentejas al curry incluye tus dos fantasías en un solo plato.

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • 100% natural, sabor casero

Cómo hacer Lentejas al curry

  • Lentejas al curry paso 1

    PASO 1

    Rehoga en aceite de oliva la cebolla, el ajo y la zanahoria picadas durante 10 minutos. Añade las patatas peladas y cascadas (cortadas en trozos irregulares).

  • Lentejas al curry paso 2

    PASO 2

    Añade el curry y cuece un par de minutos. Añade las lentejas y remueve para que queden impregnadas con el resto de ingredientes.

  • Lentejas al curry paso 3

    PASO 3

    Añade el laurel y vierte el caldo. Cuece a fuego medio durante 30 o 35 minutos o hasta que el caldo quede espeso al gusto.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Lentejas al curry

 

Vale, ya sabes cómo hacer lentejas al curry. Ahora presta atención a estos truquitos porque pueden marcar la diferencia: 

Para conseguir una consistencia perfecta en la salsa de este guiso, deberás “cascar” las patatas, es decir, no hacer un corte limpio con el cuchillo, sino hendir el filo hasta algo más de la mitad del corte y arrancar el resto del trozo haciendo palanca, lo que provocará un corte irregular que favorecerá la expulsión de almidón. Dicho almidón ayudará a espesar nuestro caldo. A esta técnica se le llama ‘cascar’ o ‘chascar’ por el sonido característico que emite la patata cuando arrancamos el trocito (onomatopeya al canto). 

 

Otra cosa que debes tener en cuenta es el tiempo de cocción, ya que puede variar en función del tipo de lenteja que uses y la calidad de esta, pero suele rondar los 30 y 45 minutos. En nuestro caso, al usar lenteja pardina, con 30-35 minutos debería ser suficiente. Además esta variedad no requiere de remojo previo.

Finalmente, si quieres conseguir un guiso redondo en cuanto a texturas y sabores, un truco sería añadir arroz a la receta. Ten en cuenta que el arroz y curry son dos ingredientes inseparables en la cocina hindú, mientras que las lentejas con arroz es uno de los potajes estrella de nuestro recetario; por lo que podemos afirmar que el arroz podría ser perfectamente el eslabón perdido entre las lentejas y el curry. Además de darle consistencia al caldo del guiso gracias a su almidón, el arroz también absorbe muy bien los sabores, por lo que se impregnará de curry y del resto de ingredientes, dando como resultado un guiso más redondo. 

Si te gusta la idea, ten en cuenta que deberás usar aproximadamente una cuarta parte de arroz que de lentejas. Es decir, si has empleado 350 g de lentejas, con algo menos de 100 g de arroz será suficiente. Por otro lado, tendrás que incorporar el arroz unos 15 minutos antes de que termine la cocción de las lentejas. Como ves, no tiene complicación ninguna. 

 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

 

Esta receta de lentejas al curry es tan sencilla como sorprendente, pues aúna una de las legumbres más recurrentes -y socorridas- de nuestro recetario y una especia que, si bien la conocemos de sobra, no deja de aportar un punto exótico. Además, la receta es súper sencilla y rápida de elaborar, por lo que estamos ante un plato ideal para lucirte en la cocina sin despeinarte lo más mínimo. 

Si a estas alturas no te convence mucho la idea de ponerle una especia de la India a tus lentejas de toda la vida, quizá lo primero que deberías conocer es qué exactamente el curry, pues en la mayoría de las ocasiones, los prejuicios vienen por puro desconocimiento. 

De hecho, si te decimos que el curry es una mezcla de especias tales como ají, albahaca, azafrán, canela, cardamomo, clavo, comino, cúrcuma o jengibre, seguramente ya no te suene tanto a chino, ¿verdad? Además, “currys” hay muchísimos, pues su composición puede variar ampliamente, si bien en occidente estamos acostumbrados a un sabor de curry bastante estandarizado.

¿Y de dónde proviene el nombre “curry”? Pues se cree que del término “kari” en tamil (una lengua de una región de la India), que significa salsa, aunque también dicen que puede proceder del francés “cuire” (cocer). Sea como fuere, el curry es relativamente nuevo en nuestra cultura occidental. Se popularizó entre los siglos XIX y XX con la exportación en masa de los condimentos, pero no sería hasta finales de los años 60 con la apertura en Europa de locales de comida hindú cuando realmente conocimos el curry en su máxima expresión, esto es, especiando platos tan simbólicos como el palak paneer, el egg curry, el pollo tandoori o el dhal (este último a base de lentejas).