Caldo de pescado casero.

Caldo de pescado casero.

Cuando tengo muchas espinas de pescado, hago un sofrito con cebolla, ajo, pimiento, tomate y unas hojas de laurel, le añado bastante agua, las espinas de pescado, alguna que otra chirla y, si dispongo de ellas, algunas cascaras de gambas. Lo dejo cocer un buen rato, lo dejo reducir y lo doy su punto de sal. Lo dejo enfriar y lo pongo en una cubitera destinada solo para este uso y lo congelo. Una vez congelado, lo pongo en una bolsita de plastico y lo dejo en el congelador.

Valora este truco