receta_huevos al plato_gallina blanca

Huevos al plato

(70)
  • < de 10 min
  • Fácil
  • 4 personas

Este plato tan típico de nuestra gastronomía es uno de los más completos, saciantes y sencillos que existen. Y es que en pocos minutos y sin complicaciones puedes preparar una comida con un resultado espectacular. Así que es perfecta para aquellos a los que estar entre fogones no les guste demasiado y no tengan mucha mano para la cocina. ¡Seas o no cocinillas este huevo al plato te va a salir estupendo! Aunque no es indispensable, esta receta queda mucho mejor presentada si se utilizan cazuelas de barro, que resisten bien al calor, ya sean individuales o una grande, ya que es costumbre servirlo directamente en estos recipientes. De hecho, la receta recibe este nombre porque lo habitual es que los huevos se sirvan en el mismo plato en que se preparan. Además, es el mismo calor del plato el que hace cuajar el huevo y consigue que se cocine. Un truco para que los huevos no se queden pegados en el recipiente durante el cocinado es untar la cazuela con un poco de mantequilla o aceite de oliva. Por otro lado, elaborarlos en su versión original no tiene más misterio que calentar el horno a unos 180ºC y cuando alcance esta temperatura verterlos en los recipientes con cuidado de no romper la yema. Para saber si están hechos, fíjate si la clara deja de tener una consistencia fluida y ya los tendrás listos para comer. Ahora que ya conoces la receta de huevos al plato tradicional y más sencilla te invitamos a probar la receta de hoy con unas ligeras variaciones que hacen que esta comida sea mucho más apetitosa. Mira estas recetas al horno. Hay muchísimas más variantes de esta receta dependiendo de los ingredientes con la que la queramos acompañar. Una de las más conocidas son los huevos al plato con jamón, pero también quedan realmente apetitosos con queso rallado, sobrasada, espinacas, puerros, salsas o carne picada. Escoge la que más te apetezca y deléitate con este gran plato.

 

Ingredientes para Huevos al plato

Cómo hacer Huevos al plato

  • receta_huevos al plato_paso 1_gallina blanca

    Vamos a empezar con esta rica y tradicional receta de huevos al plato. Para ello tenemos que haber comprado un chorizo. Como siempre os recomendamos que los alimentos que utilicéis sean de calidad. Corta el chorizo en rodajas de 1 centímetro de grosor aproximadamente. Pon a calentar una cazuela o una sartén a fuego bajo con un chorrito de aceite de oliva. Verás que esta receta es muy fácil y la tienes lista en seguida.

  • huevos al plato_paso 2_gallina blanca

    Seguimos con esta receta de huevos al plato. No le añadas mucho porqué el chorizo va a soltar grasa y el plato te podría quedar grasiento. Dora el chorizo por ambos lados y añade los champiñones limpios y cortados a cuartos. Déjalos cocer a fuego medio hasta que estén bien dorados. Coloca en cuatro cazuelitas individuales, que puedan ir al horno, una base de sofrito de tomate y verduras Gallina Blanca.

  • huevos al plato_paso 3_gallina blanca

    Para el siguiente paso de esta receta de huevo al plato, añade el chorizo y los champiñones. Finalmente, coloca los huevos encima. Sálalos ligeramente y ponlos a cocer en el horno precalentado por abajo únicamente, a media altura. Para los champiñones que utilices para este plato, te recomendamos que te decantes por un tipo específico como los portobellos. Verás que estos le darán un sabor excepcional a tu receta de huevos al plato. Mira estas recetas con huevo.

  • Ya estamos en la recta final de esta receta de huevos al plato. Para ello, déjalos cocer únicamente hasta que la clara esté cuajada, pero la yema siga blanda. ¡No olvides el pan para mojar en la rica salsa que está deliciosa! ¡Disfruta de estos huevos al plato con chorizo, te encantarán! Como siempre te decimos, si los pruebas, y te gustan, no dudes en contarnos como te han quedado. ¡Buen provecho!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Huevos al plato

Otra receta con huevos sencilla y exquisita es la que los cocina escalfados. Para que queden bien lo primero es poner a hervir en un cazo agua y vinagre, cuando hierva ya se puede poner el huevo sin cáscara o envuelto en papel film. El vinagre hará que la clara no se disperse, pero para asegurarse lo mejor es que la sostengas con una espumadera y vayas envolviendo el huevo si no lo has cubierto con papel film. Cuando veas que la clara empieza a cuajar ya puedes sacar el huevo y ponerlo en agua fría. Después se seca y se sirve acompañado de una salsa o como guarnición en una ensalada, por ejemplo. Lo importante en esta manera de hacer el huevo es que la yema quede líquida. Mira estos huevos al plato con patatas y bechamel.

 

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 

 

 

*Campos obligatorios