Limpia las setas conservando su sabor

(2)

Las setas son como esponjas. Es por ello que no deberías lavarlas sumergiéndolas en agua. Una vez eliminada la base de su pie y rascada la parte inferior del sombrero (en la que están las esporas), lava las setas con un paño empapado en agua. De esta forma conservarán todo su sabor.

Valora este truco