PULPO A LA GALLEGA

¿Buscas recetas de pulpo a la gallega para sorprender a tus invitados? Te encuentras en el lugar ideal para despejar todas tus dudas. En esta receta te contamos cómo preparar pulpo a la gallega de una forma muy sencilla y práctica.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer PULPO A LA GALLEGA

  • Cómo preparar Pulpo a la gallega- Paso 1

    PASO 1

    Limpia el pulpo y cuécelo en un cazo durante 30 minutos o hasta que esté tierno con una pastilla de Avecrem Pescado. Escúrrelo y córtalo a rodajas.

  • Cómo preparar Pulpo a la gallega- Paso 2

    PASO 2

    Lava, pela y corta las patatas a rodajas de 1 cm de grosor. Cuécelas en un cazo.

  • Cómo preparar Pulpo a la gallega- Paso 3

    PASO 3

    A la hora de servir, coloca las patatas como base en el plato, pon unos trocitos de pulpo por encima, espolvoréalo con pimentón y añádele un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pulpo a la gallega

Para que el pulpo a la gallega te quede tierno y sabroso, sin necesidad de hacer el proceso para ablandar su carne, opta por pulpos más bien pequeños. Y si es muy grande utiliza sólo sus tentáculos. 

 

para que el pulpo a la gallega te quede tierno
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

El resultado es un plato delicioso, con todo el sabor del mar, ideal para servir como entrante o como tapa para matar el gusanillo antes de comer.

Cómo hacer pulpo a la gallega

El pulpo a la gallega o pulpo a feira es una de las recetas más universales del recetario tradicional de Galicia. Como indica el nombre con el que se le conoce en su tierra de origen, se trata de una preparación que nunca falta en las ferias que se celebran por toda la geografía gallega.

Quizás te parezca que se trata de un plato muy difícil de elaborar. ¡En absoluto! En esta receta te contamos cómo preparar pulpo a la gallega tradicional para cuatro personas. Para ello, tan solo necesitarás un kilo de pulpo, cuatro patatas, una pastilla de Avecrem Pescado, paprika o pimentón dulce y aceite de oliva virgen extra. 

Congelar el pulpo

Cuando el pulpo está fresco, su carne es bastante dura. Por eso, tradicionalmente antes de hacer pulpo a la gallega se suele golpear el pulpo con un mazo para que su textura se suavice un poco. Para ahorrarte este paso, un buen truco es congelar el pulpo y descongelarlo con tiempo antes de cocinarlo. De este modo, se consigue ablandar la carne sin ningún esfuerzo.

El pulpo y sus propiedades

El pulpo, que pertenece al grupo de moluscos dentro de los mariscos, aporta muy poco valor calórico y también tiene muy bajo contenido de colesterol. Destaca por su aporte en minerales como el zinc y el calcio, vitaminas A y B, entre estas especialmente la B3.

En los mercados, supermercados y pescaderías encontrarás pulpo en cualquier época del año y de distintas maneras. Lo puedes comprar fresco, congelado y los ejemplares más pequeños ¡hasta en conserva!

Como puedes comprobar, según decidas de qué manera comprarlo, te puedes ahorrar hasta un par de pasos de las recetas de pulpo a la gallega: el de limpiarlo, y también el de hervirlo. Además, el pulpo normalmente se vende limpio. Pero si eres de los que creen que no hay cómo preparar un pulpo a la gallega con un pulpo fresco, no te preocupes, no es muy complicado de hacerlo en casa. Para ello, primero sepárale los tentáculos, dale la vuelta al manto y quítale las vísceras, la boca y los ojos.

¡Ah! Recuerda que puedes aprovechar su tinta, si no la utilizas el mismo día congélala y tendrás un gran ingrediente para elaborar una salsa que acompañe a tu próximo plato de arroz o de pastas. Luego pon el pulpo limpio dos o tres minutos en agua hirviendo, así lo tendrás más fácil para quitarle la piel. 

Si te ha gustado esta receta de pulpo a la gallega seguro que diasfrutarás con esta otra propuesta de Ensalada de pulpo, patata y tomates cherry. ¡Deliciosa!

Ahora que ya lo tienes limpio y sabes cómo hacer pulpo a la gallega ponte el delantal y ¡a cocinar! Ya verás como os va a encantar.