Pechugas de pollo al roquefort

La carne de pollo, junto a la de conejo, es una de las fuentes de proteína animal más sanas que hay. Y es que, si prescindes de su piel, la carne de pollo contiene muy poca grasa. Por supuesto,Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Información nutricional

  • Energía

    386kcal

  • Hidratos

    8.53g

  • Proteínas

    39.60g

  • Grasas

    21.18g

  • Fibra

    1.02g

Cómo hacer Pechugas de pollo al roquefort

  • Rehoga ligeramente los puerros

    PASO 1

    Rehoga ligeramente los puerros con el aceite (también puede hacerse en el microondas durante 2 minutos). Mientras tanto, elabora el sobre de Ternera con Salsa Roquefort con la nata.

  • Salpimenta los filetes de pechuga

    PASO 2

    Salpimenta los filetes de pechuga y rociarlos con limón. Colócalas en una fuente de horno con una base de puerros y hornea unos 5 minutos a 200 ºC.

  • Elabora la salsa

    PASO 3

    Saca del horno elabora la salsa siguiendo las instrucciones del sobre de Ternera con Salsa Roquefort Gallina Blanca, mezcla con el pollo y cuécelo todo 3 minutos más. Dale color con un poco de perejil picado.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pechugas de pollo al roquefort

El truco: aprovecha los restos de pollo

El pollo asado, a la parrilla o hervido puede resistir varios días en la nevera. Aprovéchalo par ahacer un salpicón, una ensalada César, deliciososo sandwiches o croquetas. ¡No se tira nada!

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

si además te preocupas de comprar un pollo de payés o de pata azul, variedades de esta ave que se crían en libertad o semilibertad, el contenido graso desiminuye todavía más y, el sabor… ¡se dispara!

En este caso, estamos ante una receta que incorpora una salsa roquefort. No se trata de la receta de pollo más ligera que encontrarás pero, sin embargo, sí es una de las más sabrosas. ¿Creías que la salsa de roquefort sólo se llevaba bien con la carne de ternera? Pues no.

Esta deliciosa receta de pechuga de pollo al roquefort es un fantástico segundo que, si acompañas con una ensalada y, por ejemplo, una macedonia, compondrá el eje de un menú bajo en calorías (a pesar de la salsa). Por eso, tanto si te preocupa tu salud como si te preocupa cómo te quedará el bikini, te la recomendamos.
 

No te cortes, te invitamos a cambiar la salsa de esta receta tantas veces como te apetezca. ¡Así nunca te aburrirás! Prueba unas pechugas con salsa de champiñones o a la pimienta verde. ¡Te encantarán!