Verduras hervidas

Las verduras hervidas muchas veces son un plato a evitar, pero si no sabes qué hacer con verduras hervidas nosotros te vamos a enseñar cómo sacarles el mayor partido, porque te aseguramos que con nuestra receta no van a andar escasas de sabor.

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Avecrem Caldo de Pollo

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Verduras hervidas

  • Primer paso verduras hervidas

    PASO 1

    Para hacer unas verduras hervidas, de manera rápida sin renunciar al sabor, nosotros sabemos exactamente qué es lo que necesitas para hacer esta receta de verduras, que sirve tanto como un plato principal como para ser la guarnición perfecta. Empieza con la cebolla, cortándola en una juliana finita que cuando empieces a sofreír se cocinará de manera homogénea y quedará riquísima. Para eso , incorpórala en una sartén con aceite de oliva virgen extra, a fuego medio durante unos 10 ó 12 minutos. Pica los espárragos trigueros en trocitos pequeños, de unos 3 centímetros y cocínalos durante 4 minutillos más. Una vez pasado ese tiempo, reserva las verduras que acabas de cocinar. Lo siguiente que tienes que hacer es limpiar bien las judías verdes. Intenta quitar todos los hilitos que puedas, aunque resulte aburrido, para que así te queden unas verduras hervidas mucho más ricas y fáciles de comer. Tras las judías, lava y pela las zanahorias, para después cortarlas en rodajas. Mantenlas a parte, ya que las otras sólo las saltearemos para que así den un toque crujiente a esta guarnición perfecta. Ahora, llega el momento de llevar a ebullición el agua, para así tener tus verduras hervidas al dente, que quedarán ideales con cualquier plato. Cuando empiece a bullir el agua, desmenuza una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo en el agua.

  • Segundo paso verduras hervidas

    PASO 2

    Las primeras verduras que tendrás que incorporar en el agua son las judías y las zanahorias que son un bastante más duras que los guisantes. Las primeras tendrás que tenerlas cociéndose durante 10 ó 12 minutos. Te recomendamos que cojas una de las rodajas de zanahoria, que es la verdura más dura de las que hemos seleccionado y la pruebes. Si está tiernita, ¡sácalas! porque la verdura muy cocinada no gusta a nadie. ¡Y eso que nosotros somos de buen comer!

  • Tercer paso verduras hervidas

    PASO 3

    Cuela las verduras y corta la cocción remojando las verduras en agua fría. Mientras se enfrían, pica bien el ajito y comienza a saltearlo. Cuando esté ligeramente dorado, junta todas las verduras en la sartén a fuego alto durante 3 a 4 minutos y sólo queda salpimentar y servirlas calentitas, tanto solas como acompañadas. Y si se trata de acompañar comidas con verdura hervidas, nada como un riquísimo redondo de ternera asado. Puedes rellenarlo de diferentes verduras, aunque también pueden funcionar como guarnición, junto a un arroz basmati con algo de curry, estará delicioso.

Valora esta receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Además, esta receta de verduras hervidas apenas tiene calorías, ya que al no freírlas nos ahorramos las calorías del aceite. Los hervidos, tanto con verduras como con otros productos como los pescados, son muy ligeros y van perfectos para las dietas de adelgazamiento. Te los recomendamos, sobre todo para las noches, que son momentos en las que es mejor bajar las ingestas muy pesadas. Las verduras hervidas para adelgazar son muy buena opción. Y olvídate de la hinchazón ya que el proceso de cocción ablanda la fibra y esto te permite asimilarla mucho mejor, sin provocar gases o flatulencias indeseadas que puedan cortarte el sueño. Pero, ¿sabes lo mejor? Que esta receta de verduras hervidas te puede servir también como una deliciosa ensalada de verduras hervidas. ¿Cómo?, añadiendo un poco de rúcula fresca y queso gorgonzola, por ejemplo. Conseguirás un ligero sabor picante que hará que tus verduras estén mucho más ricas. No sabemos si necesitas más argumentos para hacer esta riquísima receta de verduras hervidas, pero te recomendamos que las pruebes, ya que la zanahoria cocida tiene muchas más vitaminas hervida que fresca. Y esto pasa con todas las verduras que hemos seleccionado para este plato.