Un pescado peculiar es el bacalao. ¿Cómo lo soléis cocinar? Nuestros cocinillas lo hacen en tortillitas y nos han dejado sus recetas para que aprendamos a hacerlo a su manera. Escoge la receta de tortillitas de bacalao que más te guste, incluida la famosa receta sevillana y anímate a prepararlo en casa. ¡Verás qué buenas te salen!

Ver más...

Durante la Cuaresma, en el mundo cristiano, por la abstinencia de consumo de carne crece la demanda de pescados, y entre ellos el bacalao es de los más solicitados, sobre todo en países del sur de Europa, como España y Portugal. Entre otras razones, porque son muchas las recetas que se pueden elaborar con este pescado. En nuestro país, la tradición festiva de la Semana Santa es muy notable en Andalucía, donde por esos días, y los cuarenta previos al domingo de Pascua, el aroma de las tortillas de bacalao ganan presencia en el aire de los bares, restaurantes y hogares de pueblos y ciudades de esa comunidad autónoma. Pero también se hacen en el resto de la península ibérica, solo que en algunos lugares, como en Cataluña, son más conocidas como buñuelos de bacalao.

Si bien el bacalao no es de los pescados más económicos, actualmente es más accesible que hace algunos años, cuando en los orígenes de la receta de tortillas de bacalao nuestras abuelas desarrollaban hasta el extremo sus habilidades para lograr platos satisfactorios con el escaso bacalao que disponían. Y así hoy tenemos en las tortillitas de bacalao sevillanas, receta sencilla como otras varias que te ofrecemos en esta página para que sepas cómo se hacen las tortillitas de bacalao, una opción perfecta para lograr un plato exquisito y crujiente con muy poco bacalao.

Un pescado muy sano y disponible todo el año

El bacalao es uno de los pescados más consumidos en la península ibérica y, en tiempos remotos, cuando no existían frigoríficos ni neveras, era una gran opción para acceder al pescado en sitios alejados de la costa. Lo que lo hacía posible era el método que se valía de la sal para conservar el bacalao. Esta técnica aún persiste y es por eso que el bacalao lo tenemos disponible en pescaderías y mercados durante todo el año. Así que no esperes Semana Santa, para hacer tus tortillitas o buñuelos de bacalao, cuando por la gran demanda su precio aumenta.

Muchos de los lomos de bacalao en salazón que encontramos en nuestros mercados vienen de Islandia o Noruega. Las aguas frías del Atlántico Norte suelen ser el origen de esos bacalaos de carne blanca y tersa. Para conservar sus matices y las propiedades de este alimento es necesario desalarlo de manera correcta antes de utilizarlo en la cocina.

Para ello córtalo en trozos y frótalos suavemente con los dedos debajo de un chorro de agua fría, hasta quitar la mayor parte de sal posible. Después sumerge los trozos de bacalao en un recipiente con agua fría y guárdalo en la nevera durante un par de días. En ese tiempo cambia el agua cada 8 o 10 horas para que la carne no esté en contacto con la sal que va desprendiendo. Una vez realizado este proceso utiliza un colador para que se se escurra el agua de los trozos de bacalao y con un paño limpio sécalos antes de comenzar a desmenuzarlos.

Por su bajo contenido calórico y de grasas, el bacalao es un pescado que se digiere muy fácil. Además nos aporta proteínas de alto valor biológico, minerales, vitaminas y, lo que es también muy importante, Omega 3, un ácido graso poliinstaurado muy beneficioso para disminuir el riesgo de contraer arteriosclerosis y otras enfermedades de origen cardiovascular. Su consumo también es muy recomendado para mujeres embarazadas y para las personas propensas a episodios depresivos.

¿Cómo hacer tortillitas de bacalao?

Para conseguir una excelente tapa, entrante o un plato crujiente para acompañar con una ensalada comienza por poner en un bol agua, perejil y ajo picados, puedes incluir un poco de levadura, bátelo bien a mano o con una batidora, condimenta con sal y, si te gusta, también con azafrán. Cuando esté bien mezclado agrega la harina de cucharada en cucharada y continúa mezclando hasta conseguir una masa densa pero que fluya. Cuando hayas conseguido la textura deseada añade el bacalao, previamente bien desmenuzado, y remueve la masa para que todo quede se mezcle bien.

Mientras la masa reposa unos minutos pon una sartén con aceite de oliva al fuego y cuando esté bien caliente, pero que no llegue a humear, comienza la fritura. Para ello, con la ayuda de una cuchara, coge un poco de masa e incorpórala al aceite. Prueba friendo solo una cucharada de masa, así puedes comprobar el punto de sal y la consistencia de la masa para saber si es necesario más harina, esto es cuando se inflan más de lo necesario porque la masa está muy líquida, agua o sal. Luego sí continúa con más tortillitas, pero siempre en pequeñas tandas para poder controlar la fritura de cada una. Fríelas a una temperatura media alta y ten en cuenta que la calidad del aceite será determinante en el resultado final. Cuando los buñuelos o las tortillitas de bacalao sevillanas hayan cogido un tono dorado, en todas sus partes, y comiencen a burbujear retíralas del aceite y ponlas en un plato o fuente cubierta con papel de cocina para que se escurra el exceso de aceite.

La elaboración de esta receta cunde mucho, no es tanta la cantidad de bacalao que se necesita, y es muy sencilla. El truco está en cogerle el punto exacto a la masa para que quede fina y crujiente. Sírvelas calientes o espera a que estén tibias, en cualquier caso serán muy apetecibles para tus comensales. Si algunos de ellos son amantes del contraste dulce salado te agradecerán que acompañes las tortillitas con un poco de miel de caña. Si te sobran, aunque es poco probable, tendrás unos bocados fríos excelentes para enriquecer tu próximo desayuno. Elige una de las recetas de esta página y disfruta de unas tortillitas de bacalao crujientes y exquisitas.

Receta destacada

tortillita francesa con sobras de huevos rellenos

Ingredientes

  • 2 huevos, sal, aceite de oliva
  • sobras de huevos rellenos....
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 2 personas