Cuando llega el verano y se acerca el calor, no hay nada mejor que refrescarse con unas estupendas sopas frías. Hay de muchos tipos, son de los más ligeras y en esta sección encontrarás recetas para todos los gustos. Más allá del tradicional gazpacho o el salmorejo existen multitud de opciones para preparar, todas ellas deliciosas y elaboradas con productos de temporada. ¿Te apetece probar alguna de nuestras recetas de sopas frías?

Ver más...

Son el mejor antídoto para las altas temperaturas, un aliado perfecto para cuando no queremos complicarnos la vida en la cocina y buscamos sorprender a nuestros invitados. Además, al ser tan ligeras y ricas siempre se tienen ganas de tomarla. Otras de sus ventajas es que al ser frías muchos de los alimentos utilizados son crudos por lo que conservan mucho mejor sus vitaminas que platos con otros tipos de cocciones.

Por otro lado, las podemos disfrutar en aperitivos, cenas ligeras o como un apetitoso primer plato. Aquí tienes muchas entre las que elegir y te aseguramos que te van a encantar. Todas ellas incluyen un paso a paso bien sencillo para que prepararlas sea un auténtico juego de niños. Puedes hacerlas de verduras, o darles un toque especial añadiendo alguna fruta, incluso pescados, legumbres o marisco. Y siempre es mejor que hagas de más ya que así la puedes guardar en la nevera y tener lista una solución de emergencia bien sabrosa.

Tipos de sopas frías

Con la llegada del verano la huerta se renueva y nos proporciona gustosas frutas y verduras que quedan ideales en platos como sopas y cremas frías, así como en zumos o batidos. Es una forma sencilla y refrescante de comer saludable y nutrirnos en una época donde es más que necesario estar bien hidratados. Como en su versión caliente existen infinidad de recetas, de las dulces a las saladas, y de las sencillas a las más sofisticadas con increíbles mezclas de texturas y colores.

Al ser casi casi como un zumo las podemos comer en cualquier momento del día. Una buena manera de hidratarse ya desde bien temprano puede ser con una sopa fría de naranja y zanahorias, cerezas, fresas o sandía. O si te atreves puedes añadirles algo de verde con col, espinacas, pepino o apio. ¿Te atreves?

Aunque si por la mañana eres más de tostadas y café, puedes dejar estas sopas para la comida, ¡serán un entrante la mar de apetitoso! Te ayudarán también a abrir el apetito y a no necesitar después un segundo plato contundente. Para hacerla aún más redonda puedes añadir algunos tropezones como picatostes, taquitos de jamón, queso fresco o, incluso, salmón ahumado.

Mientras que en la cena este tipo de sopas también son perfectas para cuando no se quiere comer en exceso pero sí disfrutar con una comida llena de sabor. Incluso se pueden hacer en su versión más dulce con frutas, leche, nata o yogur y un toque de canela.

Eso sí escojas la opción que escojas ten cuidado en no pasarte con la sal y el azúcar ya que podría arruinar toda tu preparación. Añádelas en su medida justa para potenciar los sabores y equilibrar el plato, u opta por usar hierbas aromáticas que también te darán ese toque especial realzando el gusto de la sopa. Por ejemplo, tomillo, menta, perejil o orégano.

Antes te hemos recomendado que una forma de ganar tiempo y despreocuparte de la cocina en una época en la que nos apetece estar más al aire libre es preparar las sopas con antelación. De esta manera, también permites que tras prepararlas alcancen la temperatura idónea. Ahora bien lo óptimo es consumirlas en los dos días posteriores. La razón es que las frutas y verduras se oxidan y esto acaba estropeando el sabor de la sopa.

Atrévete con las sopas frías de verduras

Sin lugar a dudas nuestra sopa refrescante más popular es el gazpacho, seguido de muy de cerca por el salmorejo. Por eso, su receta no podía faltar en este recopilatorio. Es una sopa de tomate, muy necesaria para combatir el calor del verano, y que también se prepara con pepino, pimiento y cebolla. El toque característico y diferenciador se lo da el vinagre de Jerez. Pero a la hora de añadir este ingrediente conviene ser igual de precavidos que con la sal y el azúcar. Ni mucho para que estropee la sopa ni poco para que quede sin sabor. Si la quieres hacer más completa puedes agregar aceite de oliva, jamón ibérico y pan.

¡Te vamos a demostrar que es bien sencilla de hacer! Por un lado, lava y pela las verduras, y córtalas en trozos grandes. Ponlas en un bol, excepto el tomate y un trozo de pimiento que te servirá para decorar. El siguiente paso es añadir el pan troceado, el aceite, el vinagre y la pastilla de Avecrem desmenuzada. Tritura todos los ingredientes con la batidora, añadiendo agua si fuera necesario. Después ya lo puedes colar y salpimentar al gusto. Por último, quita la corteza de las rebanadas de pan, trocéalas y pásalas por la sartén. Pon el gazpacho en cuencos e incorpora el jamón, los picatostes, el pimiento y el tomate troceados. ¡A disfrutar!

Si te has quedado con la curiosidad de descubrir más recetas de sopas frías fáciles y elaboradas con fruta, toma nota porque esta sopa fría de manzana verde y albahaca te va a encantar. Además de estos ingredientes también lleva pimiento, cebolla, pepino, aguacate y un toque de yogur.

Lo primer es pelar y pica la cebolleta, el ajo, el pepino, el pimiento verde, el aguacate y las manzanas. Después con la ayuda de una batidora eléctrica tritura las verduras junto con el agua, las hojas de menta y la albahaca. Incorpora el aceite de oliva, el Avecrem, el vinagre blanco y la pimienta. A continuación, cuela la sopa para que quede bien fina y déjala en la nevera hasta que se enfríe. Y ya puedes servirla en platos hondos. Te recomendamos decorarla por encima con unas gotas de yogur natural y unos dados pequeños de pepino.

Saborea muchas más sopas frías en recetas tan deliciosas como estas. ¡Qué aproveche!

Receta destacada

Sopa fría de manzana verde con menta y albahaca

Llega el buen tiempo y nuestros platos y forma de cocinar cambian totalmente. Nos apetecen más las recetas refrescantes, ligeras, rápidas y donde las frutas y las verduras estén presentes. Por eso no podría ser de otra manera que las sopas en su versión más fría sean las protagonistas de nuestras cocinas en esta época. Ver Receta...

Ingredientes

  • 4 hojas de albahaca fresca
  • 4 hojas de menta
  • 1 diente de ajo
  • 0,25 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 1 chorro de aceite de oliva virgen extra
  • 1 chorro de vinagre de vino blanco
  • 1 litro de agua
  • 4 manzanas Granny Smith
  • 1 yogur natural sin azúcar
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolleta
  • 1 aguacate
  • 1 pepino
  • Pimienta negra
  • < de 10 min
  • Fácil
  • 4 personas