Sin lugar a dudas, el plato estrella del invierno, son las sopas. Con la llegada del frío para recuperar la temperatura corporal y reconfortarnos necesitamos platos muy calientes. Los guisos, estofados, caldos, cremas y sopas son recetas que cumplen con estos requisitos. Al estar conformadas en su mayoría de resultan un alimento hidratante, ligero y saciante; también son fáciles de digerir y nos permiten mantener un mayor control sobre nuestro peso. Por esto son ideales para ingerir por la noche, en un plato hondo, bowl o tazón bien calentitas; calmará nuestro apetito y nos ayudarán a descansar mejor.

Ver más...

Además, son un plato sano y nutritivo para cualquier etapa de la vida, ya que aportan vitaminas, minerales y fibra. Las sopas son el plato por excelencia para combatir el frío, y cuentan con una larga historia, de hecho hay quien considera la sopa la primera receta inventada por el hombre.

Estas Navidades: sopa

Una de las cosas que más tiempo nos ocupa en Navidad es pensar en los menús que vamos a cocinar. ¿Ya sabes cómo vas a empezar la cena? Canapés, entrantes, cremas, sopas… Si te cuesta decidirte, en Gallina Blanca te ofrecemos una gran variedad de recetas de sopa para navidad, en la que seguro que encuentras la que te parezca más sabrosa y fácil de preparar. Si te gusta celebrar la Navidad con un toque tradicional en tu menú lo correcto será que comiences con una sopa. Y es que los platos de cuchara reconfortan y dan calidez a la celebración, además llevan en su ADN la cocina de nuestras abuelas y un toque nostálgico y de buena cocina.

Estamos convencidos que tendrás en mente muchas recetas de sopas entre tus favoritas. Y no es para menos ya que es una forma sencilla y rápida de obtener nutrientes valiosos para el buen funcionamiento del organismo, además de ser perfectas para cualquier edad y momento, ya que se pueden servir tanto frías como calientes.

Sopas hay muchas con pescado, verduras, mariscos, carne, foie… descubre una gran variedad de sopas navideñas; desde las más clásicas hasta las más creativas. Se podrían escribir libros y libros con deliciosas recetas de este plato tradicional, ya que el abanico es tan amplio gracias las diferentes combinaciones: sopas de verduras, sopas de pollo, sopas de carne, sopas de pescado, o con pasta, pan, arroz, especias…¡Declaramos inaugurada oficialmente la temporada de la sopa!

Los españoles consumimos sopa una media 2,3 veces por semana. No obstante, teniendo en cuenta sus relevantes beneficios la Fundación Dieta Mediterránea aconseja incrementar este consumo medio a 4 o más veces por semana.  Hay quien no concibe un menú sin una buena sopa. Te ofreceremos un listado de sopas, ideales para que abras tu menú navideño o al menos te ayudarán a inspirarte. Encontrarás sencillas propuestas de sopas nutritivas y ligeras que son la mejor carta de presentación para cualquier comida.

Decálogo de la Sopa

1. Forma parte de la tradición culinaria universal y mediterránea. Cuando el hombre descubrió el fuego, 500.000 a.C, empezó a sumergir los alimentos en agua caliente para que se ablandaran antes de ingerirlos. Había nacido la sopa.

2. Contribuye a una alimentación variada. La sopa es un alimento equilibrado y muy versátil que permite la combinación de distintos ingredientes como pescado, carne, arroz, hierbas aromáticas, ajo, verduras…De hecho, es una preparación en la que podemos incorporar todos los alimentos de la Dieta Mediterránea, que combinados de forma adecuada y en cantidades pequeñas, contribuyen a una dieta equilibrada, variada y saludable.

3. Hidrata el organismo y ayuda a recuperar los minerales esenciales. Cuando consumimos sopa recuperamos la ingesta de líquido cubriendo las necesidades básicas de hidratación y los minerales perdidos para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

4. Es un alimento económico y sobrio. La sopa es un plato humilde y ha sido la forma más habitual de alimentarse de aquellas personas con escasos recursos económicos. La peculiaridad de la sopa permite aprovechar el líquido de cocción de diferentes alimentos, aprovechar ingredientes que se tengan a mano y de esta manera reducir el coste de la sopa, consiguiendo un plato abundante y nutritivo.

5. Rica en vitaminas y minerales. La sopa ayuda a que aprovechemos los micronutrientes -vitaminas y minerales, que se encuentran en cereales, carnes y pescados y vegetales utilizados en su preparación.

6. Tiene un gran poder sacian. Consumir sopa también contribuye a sentirnos saciados, y disminuye así la posible ingesta de otros alimentos. Esto implica una disminución total de energía y permite mantener un correcto control de peso.

7. Es fácil de digerir. Como los alimentos con los que se hace la sopa se calientan a altas temperaturas, se ablandan y son más fáciles de digerir. Gracias a esta característica es un alimento perfecto para los niños y personas mayores con problemas para ingerir alimentos sólidos.

8. Es un alimento sano y seguro. A la hora de elaborar la sopa, los alimentos y el agua se someten a temperaturas de 100ºC (punto de ebullición), y así se logran destruir los microorganismos comunes a carnes, aves y vegetales crudos. De esta manera, aumenta la higiene y seguridad por la eliminación de posibles bacterias de los alimentos que la componen es total.

9. Se puede consumir todo el año. Aunque asociamos el consumo de la sopa al invierno, podemos tomarla todo el año. La estacionalidad de los distintos ingredientes nos permite elaborar sopas sabrosas, variadas y adecuadas a las temporadas de los alimentos, aprovechando al máximo sus propiedades.

10. Buena para todas las edades, embarazadas y deportistas. Tanto en niños, adultos y en personas mayores la sopa permite conseguir parte de las recomendaciones diarias nutritivas en cada una de las etapas de la vida -niños, adultos y en personas mayores-, y también es muy recomendable para embarazadas y deportistas. 

En Gallina Blanca puedes encontrar las sopas con las que abrir el menú de Navidad, desde las más tradicionales, hasta las que tienen ingredientes más modernos y sofisticados. Aprende a darle una vuelta a la sopa de pollo añadiéndole un toque de sabor que la convierta en un plato especial de Navidad, o bien sorprender en la mesa con alguna variación de las típicas sopas frías. Aunque si crees que en tu menú encaja mejor una sopa de pescado, no te preocupes, nosotros te ofrecemos las recetas más exquisitas y con las que triunfar ante tus invitados.

Sea cual sea tu elección, con las recetas de Gallina Blanca siempre acertarás. ¡Cocina y disfruta!

Receta destacada

Sopa de Galets de Navidad

Aunque se cocina todo el año, la Sopa de Galets es uno de los platos tradicionales Navidad en Cataluña, Valencia y Baleares. Los galets son una pasta con forma de caracolas o el codo de tubería. Ver Receta...

Ingredientes

  • 160 gr. de Galets de Nadal El Pavo
  • 2 litros de Caldo de Pollo Gourmet

    Caldo Gourmet de Pollo

  • Para el relleno:
  • 200 gr. de carne de cerdo picada
  • 150 gr. de butifarra negra
  • 50 gr. de tocino
  • 2 Patas de pollo
  • 1 huevo
  • 1 zanahoria
  • Perejil picado
  • Sal
  • Pimienta
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas