Recetas Sopa de ajo

26 recetas

El ajo es uno de los alimentos que podemos encontrar en más platos de nuestra gastronomía. Aunque su origen parece encontrarse en Asia, desde que se importó a la cocina mediterránea, se ha integrado a la perfección, especialmente en España.

Una de las formas más tradicionales de cocinarlo es preparando una deliciosa sopa de ajo fácil. Si nunca has cocinado esta receta, ponemos a tu disposición, en esta sección, una gran variedad de recetas para que te animes a preparar este delicioso plato. Por otra parte, si tienes tu propia receta pero tienes ganas de introducir otros ingredientes o prepararla de otra forma, encontrarás maneras muy originales de preparar tu propia sopa.

La sopa de ajo es un primer plato muy ligero, si lo consumimos en caliente, es ideal para las fechas más frías del año como la Navidad. Podemos abrir el apetito de nuestros invitados con una riquísima sopa que gustará a todos y dejará sitio para los contundentes platos que vendrán a continuación.

Anímate a preparar una de las fantásticas recetas de sopa de ajo que verás a continuación. Ponte el delantal y saca tus dotes de cocinillas para dejar anonadados a tus invitados. Será como volver a probar la tradicional sopa de la abuela.

Su nombre quizá no hace que sea la sopa más apetecible, pero la gran mayoría de los que la prueban se arrepienten de haber prejuzgado y de no haberla probado antes.

Como muchos de los platos de la cocina de aprovechamiento en España, esta receta se comenzó a elaborar durante la posguerra, donde no había mucho que elegir y era necesario aprovechar todo aquello que estaba al alcance, como el pan del día anterior que se había puesto duro. Para añadir tampoco sobraban ingredientes, así que con algunos ajos y poco más había que inventar algo. Si el ingenio surge ante la necesidad, mucho más cuando esta necesidad es el hambre. Si bien la sopa de ajo castellana nació en Castilla y León, su receta y consumo se hizo popular en todo el país. Tanto, que es una de nuestras recetas caseras más tradicionales. Aunque, como todo plato popular, ha soportado muchas variantes: según la economía de la familia en sus orígenes y, tiempo después, según los gustos del cocinero, nos fueron diciendo cómo se hace la sopa de ajo.

Así, algunos de esos ingredientes más baratos se fueron reemplazando, aunque siempre manteniendo el gusto de aquella base, y otros se añadieron para lograr unos platos más sabrosos y nutritivos. Un buen caldo en lugar del agua, jamón, huevo, aceite de oliva… son algunos de los alimentos con los que se suele elaborar esta sopa, que ahora también aparece en la carta de muchos restaurantes.

En aquellos años duros, mucha gente comenzaba su jornada desayunando solo café. Y, ya bien entrada la mañana, para generar la energía que el trabajo requería se tomaban esas sopas de ajo, muchas veces con algún huevo cocinado con el calor de la misma sopa. La sopa de ajo como desayuno se ha convertido en tradición en Zamora, durante la Semana Santa, donde suele tomarse después de las largas noches de procesiones. Como no lleva carnes, también es un plato habitual durante la cuaresma y su olor suele estar presente en muchas celebraciones religiosas.

Para entrar en calor un día de frío, como primer plato para abrir el apetito o, debido a su fácil ingesta, para recuperar estómagos dañados por abusos del día anterior: la sopa de ajo, receta para cualquier ocasión.

El poder curativo del ajo

Las propiedades curativas del ajo son innegables, por eso ha sido utilizado durante mucho tiempo en la elaboración de medicinas naturales.

El consumo de ajo es muy beneficioso para la salud y se lo recomienda para prevenir enfermedades como la hipertensión, la taquicardia y la arteriosclerosis, ya que ayuda a relajar los vasos sanguíneos y facilita la fluidez de la sangre por las arterias. Además es diurético, por sus aceites esenciales y azúcares de bajo peso molecular que ayudan a la eliminación de líquidos y toxinas. También alivia las congestiones y promueve la eliminación de bacterias nocivas de los intestinos. Por esta última razón, hay estudios que establecen una relación entre el consumo regular de ajo y la reducción en el riesgo de contraer distintos tipos de cáncer, sobre todo aquellos que afectan al sistema digestivo. Su contenido de azufre, podría ser el aporte necesario para combatir esa enfermedad.

El ajo: ingrediente estelar

Se trata de una raíz formada por varios bulbos, conocidos como dientes, envueltos en capas finas de piel. A este conjunto se lo conoce como "cabeza de ajo" y pertenece a la familia de las liliáceas, que también integran las cebollas, el cebollino, el puerro y las cebolletas.

El más conocido es el ajo blanco o común, es el más consumido por su gran sabor y aroma. El ajo rosado o morado, por el color de su piel, es de un tamaño un poco menor. También se suele encontrar en las verdulerías, mercados y supermercados el ajo tierno o ajete, de sabor y aroma más suave, que se suele utilizar en tortillas o en revueltos con huevos. Siempre es preferible optar por las cabezas de ajo más pequeñas, con una envoltura seca y sin brotes, ya que suelen ser las más compactas y pesadas, cualidades que indican una mayor calidad.

Para una buena conservación, las cabezas de ajo se deben guardar en un lugar seco, fresco y bien ventilado. Los dientes sueltos, pero sin pelar, se pueden conservar en un bote con agujeros para que se ventilen. Si los dientes de ajo ya están pelados, lo mejor es conservarlos en aceite y en la nevera. De esta manera, además, cogerán un muy buen sabor para ser utilizados en muchas elaboraciones culinarias.

El ajo es uno de los ingredientes que suele estar presente en una gran cantidad de platos y salsas. Se puede utilizar entero, picado, rallado o en polvo y es fundamental en la base de muchas elaboraciones gastronómicas porque le brinda aroma y sabor. Para freírlo, cuando se lo echa a la sartén, el aceite no debe estar demasiado caliente si se quiere evitar un sabor extremadamente fuerte.

Ahora que ya sabes todas las posibilidades que te brinda este plato elige una receta de sopa de ajo, entre las muchas que te ofrecemos en esta sección, y comprobarás cómo hacer sopa de ajo es fácil… y además lograrás cocinar una verdadera sopa gourmet.

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo

  • 10-20
  • 4
  • Fácil
  • Entrante

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo baja en sal

  • 10-20
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo con chorizo

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo

  • 40-60
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas de Pulpo

Pulpo con sopa de ajo

  • 40-60
  • 4
  • Media
  • Segundo plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo con pasta

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo

  • 20-40
  • 4
  • Media
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo con pulpo

  • > 60
  • 4
  • Media
  • Primer plato

Recetas Sopa

Sopa sencilla de ajo

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa

Sopa de ajos con jamón

  • 10-20
  • 2
  • Media
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo al pimentón

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo

  • 10-20
  • 6
  • Fácil
  • Entrante

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo sencilla

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo con pan integral o blanco

  • 10-20
  • 6
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo

  • < de 10
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo con costra

  • 40-60
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa

Sopa de ajos

  • 20-40
  • 4
  • Media
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo al estilo mi madre

  • 10-20
  • 2
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo

  • 40-60
  • 4
  • Fácil
  • Entrante

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo

  • 10-20
  • 8
  • Fácil
  • Entrante

Recetas Sopa de ajo

Sopa de ajo

  • > 60
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa

Sopa rápida de ajo

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato