Qué ricas están las recetas de solomillo de ternera y más si le añades una salsa especial, ¿no te parece? Aquí encontrarás un montón de recetas para prepararlo, ya lo hagas al horno, a la plancha o asado. ¿Cuál es tu favorita? Descúbrela entre todas las que tenemos.

El solomillo es una de las partes más apreciadas dada su textura y sabor. Es la pieza de carne que procede la parte lumbar de la vaca, la que queda entre las costillas inferiores y columna vertebral. Y más en concreto, la que se sitúa encima de los riñones pero debajo del lomo bajo.

De esta ubicación radica su nombre “so-lomillo” y solo se encuentra en carne de vacuno o de cerdo, ya que en otros animales sus dimensiones son tan pequeñas que no se corta aparte. Es una pieza exquisita y con ella se pueden hacer maravillosas recetas para chuparse los dedos.

Ver más...

Por otro lado, ¿sabías que el solomillo de ternera está dividido a su vez en partes? Pues sí, en concreto, por la cabeza, el rosario, el centro y la punta. Lo habitual es cocinarlo entero en el horno que den lugar a jugosas recetas de solomillo de ternera, pero también se puede hacer a la planchao a la parrilla, o cortarlo a trozos para saltearlos o cocinarlo en brochetas. Pero no se acaban aquí las curiosidades porque dependiendo de la forma y la parte del solomillo también se le otorga nombres bien distinguidos.

Por ejemplo, el “chateaubriand” es un un filete grueso que toma el nombre del famoso prohombre francés que solía utilizar esa parte del solomillo para crear sus propias recetas. El “tournedó” es filete grueso de solomillo en forma cilíndrica que inspiro al célebre músico Rossini para hacer un estupenda receta. Mientras que se denomina “filet mignon” a la parte más fina y extrema del solomillo, y se cocina partiéndolo en dos partes aunque sin separarlas completamente. Por último, también es conocido el “filete de Amberes” en que esta pieza de carne se somete a un proceso de secado y ahumado para después ser consumido en crudo y en lonchas.

Cómo hacer el solomillo de ternera

Existen infinidad de recetas de solomillo de ternera pero la verdad es que hacerlo a la plancha es una forma rápida, sencilla y sabrosa de disfrutarlo. Y es que no hacen falta ni complicadas elaboraciones ni innumerables ingredientes, de hecho, basta con tener a nuestra disposición una sartén o plancha, aceite y sal. ¡Nada más! Sin embargo para que nuestro solomillo de ternera a la plancha salga perfecto es imprescindible seguir unos pasos básicos que nos evitarán que la carne quede dura aunque nos guste bastante hecha.

Lo primero y más importante para saber cómo cocinar un solomillo de ternera estupendo es comprar una pieza de calidad y bien cortada. No empieces a cocer la carne si ha estado un buen rato en el frigorífico, lo mejor es dejarla un rato a temperatura ambiente para que así gane en jugosidad.

Igual de importante es que la plancha o la sartén esté muy caliente, y ponerle solo unas gotitas de aceite. Entonces ya se puede poner el solomillo y cuando esté bien hecha de un lado darle la vuelta y dejar que se haga por el otro. Evita darle varias vueltas al solomillo ya que esto también hará que quede más seco, ya que los jugos se van perdiendo en cada giro.

Respecto al punto de cocción todo depende de como te guste la carne y también del grosor de la pieza. Si te gusta poco hecha lo ideal es cocinar la pieza a ambos lados a fuego fuerte durante poco tiempo, con lo que impediremos que el interior se haga. Si la quieres al punto o más hecha después de darle la vuelta y dorarla por los dos lados, baja un poco el fuego y deja que se haga un rato más.

Puede que ahora te quede la duda de si poner a tus recetas de solomillo de ternera a la plancha la sal antes o después. Pues lo mejor es no echarla antes de empezar a cocinar la carne, después puedes optar por ponerla cuando le des la vuelta o cuando ya la vayas a servir. En ambos casos el calor deshará la sal y penetrará en la carne.

Deliciosas recetas de solomillo de ternera para Navidad

Ahora que ya has visto algunas maneras sobre cómo preparar el solomillo de ternera, te invitamos a que descubras la infinidad de propuestas que te esperan esta sección. Todas ellas bien pueden servir como comidas del día a día o para ocasiones especiales. De hecho, el solomillo es todo un clásico de las fiestas navideñas y si lo preparas el éxito de la comida está asegurado. La razón es que no resulta complicado de hacer ya que solo necesitamos marcarlo a la plancha y ponerlo a cocer al horno con apetitosas guarniciones y salsas.

Por ejemplo, si quieres deslumbrar a tu familia puedes hacer un solomillo de ternera en salsa de trufa o de queso Roquefort o Cabrales, ¡están exquisitas! También quedan ideales con salsa de foie, una mezcla maravillosa que enamorará los paladares de tus comensales. Además esta propuesta es ideal para aprovechar los restos de foie que sobren de las celebraciones. ¡Escoge la salsa para solomillo de ternera que más te guste y disfruta de un plato elegante y altamente sabroso!

Un clásico que también se hace con esta pieza y que encaja a la perfección en cualquier tipo de celebración es la de solomillo de ternera a la pimienta. De hecho, es una receta bien tradicional de Navidad que no implica más trabajo que dorar la carne a la plancha y hornearla. Después se salsea con la salsa de pimienta y ya se puede servir. ¡Sencilla y 100% apetitosa!

En esta sección también podrás descubrir más recetas de solomillo de ternera al horno, igual de fáciles y acompañadas de las salsas y guarniciones más gustosas.

No te quedes sin probar ninguna de nuestras recetas. Toma nota del paso a paso y disfruta del placer de un buena comida.

Receta destacada

Solomillo de ternera con manzana

Cuando se trata de quedar bien con los invitados, una opción segura es hacer un plato de carne. Pero a veces cuesta crear nuevas recetas de los platos que acostumbramos a hacer. Ver Receta...

Ingredientes

  • 4 trozos de solomillo de ternera de 180 g cada uno
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 vaso de Oporto
  • 1 l de

    Caldo Casero de Carne 100% Natural

  • 2 manzanas Golden
  • 20 g de mantequilla
  • * 1 pizca de harina
  • * 1 pizca de sal
  • * 1 pizca de pimienta negra
  • 10-20 min
  • Media
  • 4 personas