¿Te gustan los rollitos de pollo? A nosotros nos encantan y estamos convencidos de que a ti también y sobre todo después de que pruebes todas las recetas de rollitos de pollo que encontrarás en esta sección. Además, es una receta muy fácil, rápida y para toda la familia, y que puedes adaptar a los gustos de hasta los paladares más exigentes. Los niños los adoran y son a la vez adecuados para dieta blanda y para los que no les gusta la carne roja. ¿Te animas a prepararlos?

Ver más...

Rollitos de pollo rellenos, una delicia irresistible

Los ingredientes y platos versátiles son una de las mejores cosas que te puede pasar en la cocina, ya que los puedes utilizar en infinidad de situaciones y tanto sirven para presentarlos como aperitivos, que servirlos para la comida o la cena. Además son recetas que están igual de apetitosas frías o calientes, ¡son platos perfectos!

Un gran ejemplo son los rollos de pollo que se pueden rellenar con los ingredientes que más te gusten. Los de jamón y queso son los más populares y los que suelen gustar a los más peques de la casa, pero la verdad es que es una elaboración que se adapta a casi todo tipo de alimentos.

Lo mejor es que aunque a primera vista parezcan muy complicados de cocinar, lo cierto es que se hacen en un santiamén y el resultado es espectacular. ¡Prueba cualquiera de nuestras recetas de rollito de pollo y verás como te metes a tu familia en el bolsillo! Y es que es difícil resistirse al jugoso relleno o a la salsa que les suele acompañar. ¡Riquísimos!

Otro aspecto positivo es que el pollo es una carne muy sana y magra, por lo que si estás cuidando la línea estos platos te van a venir de perlas.

Aunque ahora el consumo de pollo es algo muy habitual lo cierto es que no siempre ha sido así. De hecho, el origen de su uso culinario parece ser que se sitúa en Persia, la actual Irán, pero durante la Edad Media su consumo cayó en picado ya que la sociedad prefería comer pulardas, capones y gallinas. Una de las épocas en que su consumo se disparó fue tras la segunda guerra mundial pero en nuestro país no se ha popularizado hasta estos últimos años. Tiempo atrás comer pollo en España era todo un lujo y se reservaba para ocasiones especiales como celebraciones, festivos, domingos o Navidad.

Hay muchos tipos de pollo para hacer platos tan ricos como estos rollitos de pollo en salsa. Por ejemplo, el picantón, un pollo joven y de poco peso, cuya carne es muy tierna y con poco sabor. O el coquelet, algo más grande, y con una carne firme y de gran sabor. Por otro lado, están los de más peso, la pularda, que es la hembra castrada y que tiene una carne muy sabrosa, y el capón, que tiene más grasa pero en contrapartida la carne es más aromática. Esta última es especialmente interesante para preparar los rollitos ya que queda ideal rellena o asada.

Elijas el tipo de pollo que elijas siempre será una buena opción para hacer tus rollos de pollo rellenos, ya que es una carne muy nutritiva. Es muy destacable su aporte en ácido fólico y vitamina 3, así como en hierro, fósforo, vitamina B12, A y vitamina C. Además, te en cuenta que la carne de pollo se digiere muy bien y ayuda a mantener la línea ya que es poco grasa si se escogen aquellas piezas más magras como la pechuga y se opta por métodos de cocción como el horno o a la plancha utilizando el mínimo de aceite posible.

Descubre nuestras apetitosas recetas de rollitos de pollo rellenos en salsa

Esta manera de hacer los rollitos es bien gustosa, ya que al acompañarse de una salsa es una excusa perfecta para mojar pan. Mira que pinta tienen los rollitos rellenos con jamón serrano y acompañados de sofrito de cebollas y ajo. ¿Te apetecen? Es una propuesta perfecta para prepararla para toda la familia, ¡seguro que les encantan!

Cocinarla es bien fácil, basta con trocear el jamón en dados y filetear las pechugas de pollo. A continuación, se rellenan las pechugas de pollo con el jamón, se envuelven formando un rollito y se cierran con un palillo. Por otro lado, se pica la cebolla y los dientes de ajo y se doran en la sartén con un chorro de aceite de oliva. Cuando veas que se doran añade las pechugas para que se cuezan y veas que toman color. En ese momento agrega la pastilla de Avecrem desmenuzada y el vaso de vino. Mezcla bien y deja que el vino se evapore a fuego lento. Cocina el pollo hasta que quede bien tierno y ya lo puedes servir. ¡Qué aproveche!

Otra receta, esta más clásica de rollitos de pechuga de pollo, es la de jamón y queso. Es un plato que tanto puede servir como principal o como aperitivo para una comida en familia. En la propuesta que podrás descubrir en esta sección se hacen rebozados y ¡están deliciosos!

El primer paso para hacerlos es cortar las pechugas en lonchas finas. Después se sazonan con la pastilla de Avecrem desmenuzada. Corta también como el pollo el jamón y el queso y pon una loncha de jamón y otra de queso sobre cada pechuga, y envuélvelos para formar los rollitos.

Mientras lava el perejil y sécalo con papel absorbente. Seguidamente pícalo muy fino y mézclalo con el pan rallado. Pincha los rollitos con dos palillos para sujetarlos bien y pásalos por pan rallado, huevo batido y de nuevo por pan rallado. Ponlos a freír por tandas en la sartén a fuego medio y con abundante aceite, y déjalos escurrir sobre el papel absorbente para que suelten el exceso de aceite. ¡Ya los puedes servir y disfrutar!

En esta sección encontrarás mil y una alternativas para hacer tus rollitos de pechuga, además podrás descubrir otras maneras de cocinarlos como los rollos de pollo al horno. ¡Anímate a descubrirlas!

Receta destacada

Rollito de carne picada de pollo relleno de cecina y queso

Ingredientes

  • 1 kg. de carne picada de pollo
  • 175 gr. de cecina de León
  • 175 gr. de queso emmental
  • Perejil picado
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 6 personas