Recetas repollo

79 recetas

El repollo es un tipo de col, pero como sus otras variedades, esta verdura no suele tener muchos adeptos. Esto es debido a su característico sabor y, en especial, el aroma que desprende el repollo cocido. Por eso, es difícil que guste a toda la familia y sobre todo a los peques de la casa. Sin embargo, comerlo aporta muchos beneficios por lo que es importante incluirlo en nuestra dieta.

En esta sección hemos querido rendir un homenaje a esta nutritiva hortaliza para que conozcas más acerca de sus propiedades y también hemos preparado una selección de recetas con repollo que no podrás resistirte a probar. ¡Anímate a cocinarlas, te van a encantar!

Aunque ahora se pueden encontrar repollos en muchos países, lo cierto es que su origen está en las zonas de la costa de Europa central y meridional. Esta verdura ya la cultivaban los egipcios por el año 2500 a.C., así como los griegos y los romanos. Todos ellos consideraban el repollo un alimento ideal para favorecer la digestión y de aliviar los efectos del alcohol.

En España no empezamos a cocinar repollo hasta el siglo SXVIII, y hasta hoy lo hemos integrado en nuestra gastronomía, aunque es cierto que su presencia es más destacable en el centro de Europa.

Cómo cocinar el repollo

Para tus recetas con repollo no solo puedes utilizar la variante blanca, también conocida como berza o col de hoja suave, sino que existen otras variedades. La berza se caracteriza por tener las hojas de color verde claro y las de su interior blancas. Tiene un sabor fuerte y una consistencia firme. Por otro lado, está la col blanca o de Milán. En este caso tiene un aspecto muy parecido a la berza pero se distingue porque sus hojas son rizadas y arrugadas. Su color es más oscuro, tirando a verde o incluso azulado y tiene un sabor fuerte.

Por último, está la col lombarda o morada que tiene las hojas lisas y de un color morado muy vistoso. Al contrario que las otras variantes el sabor de esta col es dulce.

Podemos cocinar recetas de repollo en cualquier momento del año, aunque el mejor momento de esta hortaliza es durante los meses de invierno, que es la época en que más apetece consumirla. Como pasa con otras verduras conviene saber cómo escogerlas para que nuestras recetas con repollo sean todo un éxito.

La clave está en elegir los ejemplares que sean duros, compactos, pesados y crujientes. Si notas que tienen el núcleo viscoso, leñoso, partido o seco o que las hojas están marchitas lo mejor es que no los compres ya que no estará fresco. Para conservarlos lo mejor es envolverlos en una bolsa de plástico perforada en la nevera. De este modo, se mantendrán en buen estado unas dos o incluso tres semanas. En el caso de los repollos de Milán también puedes conservarlos a temperatura ambiente durante varios días y si al final no los vas a utilizar también se pueden congelar. Para ello se deben cortar y escaldar antes. De este modo siempre lo tendrás preparado para tus comidas con repollo.

A la hora de cocinar esta verdura es conveniente sacar todas las hojas externas, para después cortarla por la mitad y eliminar el troncho ya que es muy duro. Lava bien las hojas y déjalas en remojo unos minutos en agua con sal y un chorrito de vinagre o limón, no muchos ya que se pueden empezar a perder las vitaminas y minerales. Después trocea el repollo y ya puedes empezar a elaborar el plato.

Una de las mejores opciones es optar por recetas con repollo cocido al vapor, ya que es la técnica culinaria más respetuosa con la calidad nutricional de los alimentos. Otra opción es utilizar el repollo crudo en ensaladas. En este caso es conveniente picarlo bien fino y aliñarlo un tiempo antes con aceite de oliva y limón o vinagre para que se ablande.

También queda magnífico en salteados, pero aquí es mucho mejor dejarlos “al dente” o crujientes”, ya que una cocción excesiva puede echar a perder su valor nutritivo y sacar a relucir su olor nada agradable.

Para que te acabes de convencer de lo estupendo que es comer repollo no solo por su sabor y fácil cocción, aquí tienes algunos de sus beneficios más destacables. Es rico en vitaminas y minerales, como el potasio, calcio y magnesio, este último especialmente en las recetas con col blanca. Respecto a las vitaminas el repollo es una buena fuente de provitamina A, folatos y vitamina C.

El único inconveniente es que como poseen cantidades importantes de fibra y compuestos de azufre provocan flatulencias y, en según que personas digestiones difíciles. Por eso, un truco para que resulten menos flatulentos es tomarlos en ensalada o cocerlos con hinojo o comino.

Mil ideas para cocinar repollo en recetas deliciosas

Aquí encontrarás muchísimas recetas con repollo blanco y otras variedades, pero queremos hacerte un pequeño adelanto. Una propuesta riquísima es esta sopa de repollo con arroz, que se acompaña para darle más sabor de una cebolla rehogada, unos taquitos de beicon y caldo de cocido. Además la podrás tener lista en poco tiempo, basta con preparar el arroz y rehogar la cebolla hasta que quede un poco dorada. Después se añade el beicon, el repollo troceado y se sigue rehogando unos minutos más.

A continuación, se incorpora el caldo de cocido, se tapa la olla y se deja hervir unos 20 minutos. Cuando el repollo ya está tierno, se pone el arroz, y se vierte por encima la sopa. Solo queda remover y servir. ¡Es muy gustosa!

¿Te animas a preparar recetas como estas? Aquí encontrarás además de otras maneras de cocinar una apetitosa sopa de repollo, estupendos platos como el revuelto de repollo con pimientos verdes, los rollitos de repollo y carne estofados o el repollo gratinado. ¡A cuál más deliciosa! Atrévete a cocinar esta nutritiva verduras en propuestas creativas, sencillas y rápidas. No te arrepentirás, ¡que aproveche!

Recetas Sopa

Sopa de repollo con arroz

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa

Sopa de repollo

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sándwich

Sándwich de atún

  • 10-20
  • 4
  • Fácil
  • Aperitivos

Recetas Sopa

Sopa ribollita

  • > 60
  • 4
  • Media
  • Primer plato

Recetas Revuelto

Revuelto de repollo con carne

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Segundo plato

Recetas Guiso de Setas

Guiso de setas

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa

Sopa huertana

  • 40-60
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas repollo

Repollo con jamón rehogado

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Sopa

Sopa de col y calabaza

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas repollo

Repollo con castañas

  • 20-40
  • 6
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas repollo

Repollo rehogado

  • 10-20
  • 3
  • Fácil
  • Segundo plato

Recetas repollo

Repollo guisado

  • 40-60
  • 6
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas repollo

Repollo con bacon

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas repollo

Repollo al ajillo

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Puchero

Puchero canario

  • > 60
  • 4
  • Fácil
  • Segundo plato

Recetas Sopa

Sopa de legumbres

  • > 60
  • 2
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas repollo

Repollo gratinado

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas repollo

Repollo con pasta

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas repollo

Repollo con salchichas a la pimienta

  • > 60
  • 4
  • Fácil
  • Segundo plato