Recetas Solomillo a la pimienta

153 recetas

El solomillo es una porción de carne (de ganado o vacuno) situada entre las costillas y el lomo, por lo cual no hay tejido intermuscular. Ello implica que sea de gran calidad, hasta el punto de ser considerada como el rey de las carnes. El solomillo se puede cocinar de diferentes formas (al horno, asado, con salsas…) pero, en este apartado, veremos distintas recetas de solomillo a la pimienta que, como bien sabes, es una planta utilizada básicamente como picante.

Cocinar este plato suele ser fácil aunque te requerirá un cierto tiempo. El solomillo a la pimienta es un plato espectacular pero tienes que poner un poco de empeño en hacerlo, sobre todo si quieres hacer rugir de placer los estómagos de tus invitados. En las próximas festividades navideñas o en cualquier acontecimiento especial, puedes servirlo cuando prefieras.

Puedes escoger: la clásica receta de solomillo a la pimienta, a las cuatro pimientas, con salsa de naranja, con guarnición de patatas o verdura… Tienes muchas posibilidades a tu alcance.

¿A qué esperas para empezar? Explora el recetario, elige la alternativa que más te convenza, comprueba que tengas todo lo que necesitas y ponte manos a la obra. Haz disfrutar a todos tus invitados con un exquisito plato de solomillo a la pimienta: les encantará.

RECETA DESTACADA

Solomillo de cerdo a la pimienta

Solomillo de cerdo a la pimienta Receta Destacada

74 Votos

El solomillo es una porción de carne considerada de una calidad excelente, prácticamente el rey de las carnes. Esto se debe a la falta de tejido intermuscular, por lo que solo queda carne de gran calidad. Está situada en la parte lumbar, alojado entre las costillas inferiores y la columna vertebral; más concretamente, encima de los riñones y debajo del lomo bajo; de ahí el nombre de so-lomillo. El solomillo está entre el lomo y las costillas del ganado vacuno o porcino, pues en otros animales el músculo es tan pequeño que no se preparar por separado.

El solomillo de cerdo es uno de los cortes más versátiles y nobles. Se disputa el título de rey de la carne de cerdo con las costillas de cerdo. Pero, si tiene un defecto es que, al ser una parte tan magra, enseguida puede quedar seca. Por eso conviene prepararlo mediante cocciones suaves o bien en salsa. Unas de las ventajas del solomillo es que es una de las partes del cerdo más fáciles de cocinar. Normalmente, basta con pasarlos por la sartén para tener un plato de carne decente. Pero, ¿por qué no buscar formas fáciles para hacer el plato más divertido?

A veces, cuando tenemos invitados en casa, nos surge la duda de qué preparar. Para estas ocasiones una opción sabrosa y sencilla es preparar un solomillo, ya que te permite cocinar para mucha gente de una vez y disfrutar de una carne estupenda. Estamos seguros que te encantará la receta que te presentamos ya que no solo es una receta de solomillo de cerdo, sino incluimos un acompañamiento perfecto y una salsa excepcional para hacer que sea aún más completa.

Esta receta de solomillo con salsa de pimienta es una apuesta segura que hará las delicias de todo el mundo. En esta ocasión te proponemos que lo sirvas con arroz y con una fabulosa salsa de pimienta. Esta combinación que no dejará indiferente a nadie.  

Uno de los momentos en los que disfrutamos más es alrededor de una mesa con los que más queremos. Y, para estas ocasiones es imprescindible conocer recetas sabrosas y fáciles de preparar con un toque sofisticado que nos hagan disfrutar de la buena comida en familia.

Cómo preparar solomillo a la pimienta

Es muy sencillo; es importante que limpies muy bien la carne, quitando la mayor cantidad de grasa que sea posible con la ayuda de un cuchillo bien afilado. Cuando los solomillos de cerdo estén limpios, córtalos en medallones.

Paralelamente preparar el arroz, pela y pica bien los dientes de ajo y sofríelos. Una vez estén dorados, añade el arroz, remueve un poco y añade el agua. Si quieres darle un toque sabroso a tus hervidos solo debes añadir una pastilla de Avecrem al agua y así te asegurarás un sabor inconfundible. Hierve el arroz sin removerlo hasta que se evapore el agua y el arroz esté al punto.
Por otro lado, calienta un poco de aceite de oliva virgen extra e introduce los medallones de carne a fuego medio. Una vez estén al punto sazona con pimienta verde, retira de la sartén y tapa para que conserve el calor.

En la sartén donde hemos cocinado la carne de cerdo prepararemos la salsa. Para ello, pon la nata; que se mezclará con el jugo de la carne y el aceite de oliva virgen extra. Déjala reducir mientras picas en un mortero algunos granos de pimienta verde. Añade la pimienta molida, el whisky y deja reducir. Para presentar los platos, coloca los medallones de solomillo de cerdo y una porción de arroz; y luego vierte la salsa por encima.

La próxima vez que tengas invitados prueba a sorprenderles con esta receta.

El solomillo de cerdo es uno de los platos estrella en toda buena comida y resulta más económico que el solomillo de ternera. Pero muchas veces, pese a su sabor exquisito, al cocinarlo nos da la sensación de que es un plato poco original, algo que nos ocurre sin duda debido a la sencillez con la que se prepara.  El solomillo se puede preparar de diversas formas (entero, asado, al horno…) Esta carne de cerdo se puede preparar de diversas maneras y numerosa salsas y condimentos. 

Salsas para acompañar el solomillo de cerdo

Para sorprender a nuestros comensales y no hacer la típica receta de 'solomillo a la plancha', hemos preparado una propuesta de salsas con las que podéis acompañar cualquier receta de solomillo de cerdo.

Salsas de queso: uno de los acompañamientos más habituales con la mayoría de las carnes son las salsas hechas a base de queso. Y con el solomillo no iba a ser menos. El queso le da un sabor delicioso a la carne y puedes acompañarlo con diferentes tipos. El solomillo al Cabrales le dará un punto fuerte mientras, que el solomillo al Camembert o al Parmesano se lo darán más suave. Puedes mezclar varios quesos o añadirle un poco de cebolla para darle más sabor. Recuerda que con Gallina Blanca puedes realizar una salsa deliciosa Salsa Roquefort y es muy sencilla de preparar. 

Salsas de frutas: si te gusta la carne con toque afrutado hay muchas maneras de acompañar a tu solomillo. Puedes hacer solomillo a la naranja si quieres darle un punto ácido. También puedes hacer solomillo con salsa de frutas rojas o incluso cerdo relleno de manzanas si prefieres algo más dulce. En esto siempre puedes experimentar con otras frutas como la solomillo con castañas y uvas ya que es un buen acompañamiento para esta carne y una forma original de prepararlo.  

Salsa de whisky: una de las más famosas recetas de esta carne, y por lo tanto, deliciosa. Como su propio nombre indica, para hacer el solomillo al whisky hay que añadirle unas gotas de este alcohol que le darán un toque diferente. Pero tranquilo, que no te emborracharás con ello.

Salsa de Cola: sí, has leído bien, Cola. La receta que se lleva la palma a la originalidad. A primeras puede parecer que algo así no puede estar rico, pero te garantizo que lo está. El solomillos de cerdo con cola tiene un sabor dulce e irremplazable. Sólo sabrás si te gusta o no cuando lo pruebes. ¿No te dan ganas de hacerlo?

Salsas rápidas Gallina Blanca: además de Mi Salsa Roquefort, también podrás escoger entre otras opciones como Mi Salsa Champiñones Gallina Blanca. Esta salsa es todo un clásico para acompañar carnes nobles, y además puedes darle tu toque personal o dejarte guiar por los trucos que aparecen en envase. Si os interesa preparar una receta de solomillo de cerdo en salsa de pimienta fácil, os recomendamos Mi Salsa Pimienta Verde, que aportará un toque de picardía a la carne con un tiempo mínimo de preparación. Después de leer esto no tendrás excusa para no ser original al cocinar esta carne, así que, ¡Verás cómo la carne combina de maravilla con cualquiera de estas salsa!

  • 40-60 min
  • 4
  • Ingredientes

  • 2

    filetes de cerdo

  • 2

    dientes de ajo

  • 4 cucharadas

    de aceite de oliva

  • 1 pastilla

    de Avecrem Dúo Guisos de Carne

  • Para acompañar:

  • 1/2 kg

    de arroz

  •  

    Agua

  • Para

    la salsa:

  • Pimienta verde en grano

  • 500 ml

    de nata liquida

  • 25 ml

    de whisky

Fácil y sana Recetas

Solomillo a la pimienta

  • 40-60
  • 4
  • Fácil
  • Segundo plato

Recetas Solomillo

Solomillo al gorgonzola

  • < de 10
  • 4
  • Fácil
  • Segundo plato

Recetas Solomillo

Solomillo wellington

  • 40-60
  • 4
  • Fácil
  • Segundo plato

Recetas Solomillo

Solomillo wellington

  • 20-40
  • 4
  • Difícil
  • Segundo plato

Recetas ternera

Ternera al mango

  • 10-20
  • 4
  • Media
  • Segundo plato