Pechugas de pollo en salsa de champiñones

Esta es una de esas recetas que nos alegra el día. Pechuga de pollo en salsa de champiñones. Un básico con su intríngulis que sin duda hará las delicias de todos, incluidos los más pequeños. En otras palabras: un gran plato para practicar el noble arte del ‘toma-pan-y-moja’.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pollo 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Pechugas de pollo en salsa de champiñones

  • Primer paso pechugas de pollo en salsa de champiñones

    PASO 1

    Para elaborar unas deliciosas pechugas de pollo en salsa de champiñones, lo primero que haremos será asar las pechugas de pollo -preferiblemente fileteadas finas- en una sartén con un poquito de aceite de oliva. Reservamos.

  • Segundo paso pechugas de pollo en salsa de champiñones

    PASO 2

    Añadimos dos cucharadas soperas de aceite de oliva en la misma sartén y sofreímos la cebolla y el ajo picados muy finos durante 10 o 12 minutos. Transcurrido este tiempo añadimos los champiñones y subimos el fuego para que se evapore toda el agua que sueltan. Cuando el champiñón esté bien cocido, bajamos el fuego a medio e incorporamos el Caldo Casero de Pollo, la nata líquida y mezclamos bien. Llevamos a ebullición.

  • Tercer paso pechugas de pollo en salsa de champiñones

    PASO 3

    Finalmente, disponemos las pechugas que teníamos reservadas a la sartén con la salsa y añadimos el parmesano y la cucharadita de pimienta negra. Dejamos cocer durante unos 5 minutos para que el sabor de la salsa se integre bien en el pollo y emplatamos de seguido en caliente.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pechugas de pollo en salsa de champiñones

Esta receta de pollo en salsa de champiñones es perfecta para acompañar con una ensalada verde y, por supuesto, un buen pan con el que rebañar el plato. ¡No dejes ni rastro de salsa!

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Salsas hay más que personas en el mundo. Afortunadamente, el pollo es tan versátil y agradecido que el problema se reduce a uno: ¿qué salsa nos gusta? Ponemos la mano en el fuego de que cualquier salsa que se te ocurra quedará bien con unos buenos filetes de pechuga de pollo.

Agridulce, de almendras, de ciruelas, de parmesano en salsa de tomate, de soja, verde, de cacahuetes, de mostaza, tzatziki, de <a href="https://www.gallinablanca.es/recetas/nata/">nata</a>, de <a href="https://www.gallinablanca.es/recetas/cebolla/">cebolla</a> y ajo, de vino blanco, de espárragos, de coco, de la abuela, de perdiz… ¡¡e incluso salsa rosa!!. ¡Ah! Y recuerda que encontrarás las recetas de todas las salsas mencionadas en nuestro recetario Gallina Blanca. Ya tardas en buscar tu combinación favorita.

Y si después de todo esto no te motivas a cocinar pechugas de pollo en salsa, recuerda que puedes cambiar el pollo por cualquier otro tipo de carne, como por ejemplo la de conejo, similar a la del pollo por su bajo contenido en grasa y colesterol. En cualquier caso, llegados a este punto, te proponemos una cosa: dejarte llevar por nuestra receta de pechuga de pollo en salsa de <a href="https://www.gallinablanca.es/recetas/champinones/">champiñones</a>… un clásico supuestamente fácil, pero que hay que saber hacerlo. Eso sí, el resultado es de 10.