El pastel de carne es un plato extremadamente versátil. Es un plato, cuyo ingrediente principal evidentemente es la carne: ternera, cerdoe o cordero y a veces hasta una combinación de dos o tres de ellas, en ocasiones aliñada con pan rallado o cereales; para que la mezcla tenga una textura más consistente, se suele recubrir de huevo para que tenga más firme tras la cocción. También se emplean hierbas como el perejil o romero e incluso se introducen hortalizas finamente picada. Existen pastel de carneque tienen en su interior rellenos de puré de patata, huevo, queso, verduras. Los pasteles de carne se suelen acompañar de diferentes salsas o acompañamiento. Es un plato conocido mundialmente que podemos encontrar en casi todas las cocinas del mundo y es muy difícil determinar su procedencia.

Los inicios de los pasteles de carne se remontan al periodo del neolítico, alrededor del año 9.500 a.C. En la dieta de los antiguos egipcios había pasteles elaborados a partir de avena, trigo, centeno, cebada, se rellenaban con miel y se cocían sobre las brasas.

Fueron los griegos quienes hicieron el pastel con harina y agua y lo rellenaron por primera vez con carne. Estos pasteles o empanadas eran fritas o cocinadas bajo las brasas. Los romanos, al degustar las especialidades de los griegos, incorporaron este plato a su dieta con pequeños cambios. Según ciertas fuentes, los romanos utilizaban una variedad de carnes, ostras, mejillones o pescados en el relleno y se hacia la pasta con harina, aceite y agua como recipiente. Esta pasta usada de recipiente no solía comerse, y se utilizaba únicamente para recoger los ingredientes.

En combinación con la difusión de los caminos romanos las recetas llevan el plato por toda Europa. En el norte de Europa, los cocineros crean la masa usando grasas como la manteca de cerdo y mantequilla para hacer una masa dura que se mantenga en posición vertical. Estos pasteles medievales eran conocidos como “coffins”, que significa cesta o caja.

Algunos historiadores sugieren que esa masa dura e incomible de este plato eran ofrecido a los sirvientes, mientras que los señores y damas de la casa se comían el contenido del pastel. Esta masa se convirtió en un plato básico en la época medieval, y finalmente fue conocido como “pyes” o “pies”. El origen de este nombre viene del tipo de carne utilizada como relleno. Se empleaba la carne de res, cordero y pato, pero la mayoría de las veces la paloma era el principal ingrediente.

Los franceses e italianos han ido mejorando la masa de estos pasteles haciéndola más sabrosa al añadirle mantequilla, laminándolo y doblándola. Pasteleros del gremio de París, alrededor de 1440, fueron reconocidos como los que extendieron este producto, y fue así como se comenzó a hacer el pastel parecido al que conocemos ahora.

Los ingleses llevaron la receta con ellos a través del océano hacia Norteamérica. Pero allí, el pastel no se consideró popular hasta principios del siglo XIX. Los misioneros y exploradores difundieron el plato por todo el mundo. Los americanos lo llaman Meatloaf o “Steak pie”. En general está hecho de carne picada de ternera, aunque también se utilizan otros tipos de carne. El pastel de carne estadounidense tiene sus orígenes en el scrapple, una mezcla de carne de cerdo y maíz que ofrecían los holandeses los “Pennsylvania Dutch” que no eran de origen holandés, sino alemán.

La versión nigeriana del nigeriano pastel de carne es similar al “beef patty” Jamaicano, una empanada de corteza tintada de colores dorados debido al uso de una mezcla de yema de huevo y cúrcuma. También se puede hornear o fritar, y el relleno puede ser casi de cualquier tipo de carne y cebollas y tomates.

En América latina una especie de pastel de carne pueden ser las empanadas; se utilizan diferentes rellenos, y se pueden hornear o freír. Las empanadas, por lo general, contienen mucha cebolla y pimiento verde o rojo, en combinación con carne o pescado. La masa de muchas empanadas adquiere muchas formas diferentes, desde masas realizadas con harina de maíz a masas de hojaldre. En Chile, Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Puerto Rico y Perú, por ejemplo, se utilizan carne picada con olivas, huevo, puerro, e incluso queso y salame.

En España también tenemos nuestra versión propia del pastel de carne que es el pastel de carne murciano es un pastel de carne de hojaldre relleno principalmente de ternera, chorizo, huevo y especias. Son típicos de la zona de la Huerta de Murcia, destacando los municipios de Murcia, Santomera y la cercana Orihuela. Posee importantes raíces árabes.

El pastel de carne, o pastel murciano, es uno de esos secretos que todos los murcianos conocen pero al que no siempre se le da la importancia que merece. Se trata, básicamente, de una pequeña empanada, aunque con peculiaridades que la hacen única. Pero si los pasteles murcianos son poco conocidos fuera de la región, lo mismo podríamos decir del pastel de Chaves –Pastéis de Chaves–; una variedad de pasteles típica de la repostería de la ciudad de Chaves en el norte de Portugal, llegando a ser uno de los símbolos de la ciudad. Se trata de unos pasteles salados elaborados con una masa de hojaldre y elaborados de tal forma que contienen en su interior carne de cerdo. Se suelen servir como aperitivo acompañados de una copa de vino blanco.

El pastel de carne suele servirse de dos formas: como plato principal, es decir, un plato caliente para comenzar la comida o bien, como fiambre se suele servir frío. Nuestra recomendación es el pastel de carne con berenjena rellena, un rico y nutritivo plato que puedes disfrutarlo de segundo en una comida. Aunque también puedes servirlo como entrante acompañado de una ensalada. Como siempre, desde Gallina Blanca damos una recomendación de como cocinar un plato y esta vez para el pastel de carne no iba a ser menos.

No te lo pienses más, disfruta de un pastel de carne casero de mano de Gallina Blanca y ¡conquista a tus invitados!

Receta destacada

Pastel de carne

El pastel de puré de patatas y carne es un plato muy sabroso, nutritivo y fácil de preparar. En esta receta te proponemos elaborarlo con una mezcla de carne picada de ternera y de cerdo, pero si lo prefieres puedes utilizar otro tipo de carne, Ver Receta...

Ingredientes

  • 1 cucharada de

    Sofrito de Tomate y Cebolla Gallina Blanca

  • 5 patatas
  • 1 ajo
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 450 g de carne picada de cerdo y ternera
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 150 g de queso rallado
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas