Pastel de berenjenas con carne picada

En esta ocasión disfrutaremos de un sabrosísimo pastel de berenjena con carne picada al horno. Una revisión muy nuestra de la moussaka griega que a su vez reinventa la clásica lasaña greco-italiana. En fin, esto promete mucho… ¡sabor!
 

  • 20-40 min
  • Fácil

Ingredientes

Cómo hacer Pastel de berenjenas con carne picada

  • PASO 1

    En primer lugar cortamos las berenjenas (300 g son aproximadamente 2 berenjenas medianas) en láminas de entre 0,5 y 1 centímetros de grosor y en sentido longitudinal. En una sartén de base ancha con aceite de oliva asamos la berenjena cortada y reservamos. Por otro lado, cocemos bien la carne picada con el laurel y añadimos el Sofrito de Tomate y Cebolla Gallina Blanca. Desmenuzamos con los dedos una pastilla de Avecrem Vegetal y la incorporamos al sofrito. Mezclamos bien hasta que se integre.

  • PASO 2

    En un recipiente apto para horno colocamos las capas de ingredientes en el siguiente orden: berenjena, carne con tomate y queso rallado. Disponemos tantas capas como sea posible, espolvoreamos el queso rallado por encima y metemos al horno durante 15 minutos a 180ºC.

  • PASO 3

    También podemos dejarla unos pocos minutos más hasta que el queso adquiera en nivel de gratinado que nos guste. Dejamos reposar unos minutos y emplatar caliente. Podemos acompañar el pastel de berenjena con una ensalada verde o con un simple platito de aceitunas negras de Aragón. Haz la prueba, la combinación de la aceituna con la carne y la berenjena es de escándalo.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Pastel de berenjenas con carne picada

Si lo preferimos, podemos cocer la berenjena en el horno en lugar de en la sartén. En este caso, la laminamos de la misma forma (sentido longitudinal), la colocamos sobre la bandeja del horno pintada con aceite de oliva y horneamos de 15 a 20 minutos a 170ºC. En cualquier caso, ya sea en la sartén o en el horno, es importante asegurarse de que la berenjena esté totalmente cocida, ya que cruda es muy indigesta.

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Quien sea amante de la cocina griega no tendrá muchos reparos en cocinar esta receta de pastel de berenjena con carne picada, ya que recuerda por los cuatro costados a la moussaka griega, probablemente la especialidad griega más replicada en el resto del mundo superando incluso a la ensalada griega, el Tzatziki o los dolmades.

Y es que nuestro pastel no llegaría a ser moussaka si tenemos en cuenta que ésta lleva patata y carne de cordero en lugar de carne picada de ternera y/o cerdo. Otra de las diferencias más importantes entre la moussaka y nuestro pastel es que, a diferencia de este, la moussaka se culmina con salsa bechamel. En fin, estamos ante una especie de simplificación del clásico plato griego, pero no por ello menos sorprendente. Al contrario, si este pastel se extendió como la pólvora por los hogares españoles no hace muchos años sería por algo. Imaginamos que esa combinación tan sencilla pero melosa entre la carne y la verdura con el irresistible toque del queso gratinado por encima tiene mucho que ver.