La pasta con salmón ahumado es una excelente opción como una variante más para incluir en nuestros menús uno de los alimentos que forman la base de la pirámide alimentaria.

Ver más...

Si bien el pescado ahumado generalmente se consume crudo, también se lo puede incluir en salsas. Solo es necesario pasarlo un breve momento por el fuego para que no pierda su sabor, ni genere demasiada sal. Se ha de añadir como el último ingrediente, ya que solo es necesario mezclarlo unos instantes e, inmediatamente, se retira del fuego. De esta manera le aportará un gran sabor al clásico plato de la cocina italiana. Con nata o con queso se logra una deliciosa cremosidad en la salsa, a la que le podemos agregar otros ingredientes como eneldo o alcaparra, que combina muy bien en la pasta con salmón ahumado. Otra posibilidad perfectamente compatible es la clásica salsa con pesto. Tagliatelli, fusilli, espaguetis con salmón ahumado, incluso en la lasaña puedes incorporar este pescado, un ingrediente muy destacado en la gastronomía mediterránea.

Pero para ingerir pastas no es imprescindible que estén acompañadas de salsa, si quieres comerlas pero que el plato te aporte menos calorías, una buena solución es prepararla en ensaladas. El salmón ahumado también funciona muy bien en ellas, y con él se logra un plato saludable, completo y equilibrado. Además queda exquisito. El salmón ahumado tiene un sabor distinto, más intenso que que el salmón fresco. Por eso la combinación con el gusto neutro de la pasta produce un contraste muy marcado, como el que puedes lograr elaborando una ensalada de pasta con salmón ahumado. Lo puedes incluir cortando las lonchas, que puedes comprar en cualquier supermercado, pero también en tacos, si el pescado lo preparas tú. Además, puedes agregarle otros ingredientes como aceitunas, queso fresco o cremoso, huevo duro… un plato casero, pero tan o más apetecible que los que puedas degustar en los mejores restaurantes.

Los macarrones con salmón ahumado pueden ser protagonistas de una ensalada muy fresca, fácil de hacer y que se puede reservar en la nevera para consumir durante los días siguientes. Puede servir como primer plato o, incluso, como plato único cuando no pretendas un menú demasiado contundente. Pero no solo son aptos los macarrones, tanto otras pastas huecas o las largas, como los tallarines o las cintas, son recomendadas en muchas recetas de ensalada de pasta con salmón ahumado. Con la pasta con salmón ahumado no solo preparas un plato exquisito, porque con la combinación de estos alimentos logras una gran presentación estética dada la variedad de colores que lo integran y, además, se adapta muy bien a muchos otros ingredientes para obtener un plato completo y nutritivo.

El consumo de pasta está recomendado de tres a cuatros veces por semana, de manera que ideas nuevas y originales nunca sobran para incluirlas en nuestros menús. En esta página tienes varias recetas con salmón ahumado y pasta.

Al salmón puedes ahumarlo tú

Si quieres que la receta, pasta con salmón ahumado, sea aún más casera, el ahumado del pescado también puedes hacerlo tu mismo. Es mucho más fácil de lo que probablemente crees. Al pescadero pídele el salmón fresco cortado en lomos, limpios de espinas y sin piel. Cuanto más delgado sean los filetes menos tiempo te llevará el ahumado.

Lo primero que has de hacer es marinar el salmón en aceite de oliva con eneldo, para potenciar su sabor. Luego mezcla sal gorda con un poco de azúcar y unas gotas de agua, de esta manera la sal no quedará tan agresiva. En un recipiente coloca esta mezcla a modo de cama o base sobre la que colocarás los filetes. El recipiente ha de poder cerrarse pero debe tener drenaje para que el agua que salga en el secado del salmón no humedezca la preparación, si tienes uno de esos estuches para cocinar al vapor en el microondas va muy bien. Una vez que los lomos del salmón estén en reposo sobre esa cama cúbrelos totalmente con sal ahumada, la puedes conseguir en algún supermercado, cierra el recipiente y déjalo un día en la nevera. Siempre y cuando los lomos sean finos, si no necesitarás más tiempo.

Transcurridas esas horas el salmón habrá eliminado el agua y absorbido el sabor del ahumado. Lava los filetes para quitarles toda la sal, échale un poquito de aceite de oliva y resérvalo en la nevera. Ya tienes el salmón ahumado por ti mismo. Así que pasta, salmón ahumado y elabora la receta que más te apetezca.

Una comida sana, nutritiva y energética

La pasta es uno de los alimentos más incluidos en los menús mediterráneos, no solo porque con ella se logran platos deliciosos. Sino porque también es una comida sana y muy nutritiva. Posee un alto contenido en carbohidratos. Su aporte de fibra vegetal es muy beneficioso para el correcto funcionamiento de nuestro aparato digestivo. No es perjudicial para el colesterol, ya que tienen un contenido de grasas insignificante. Y, como se digiere de manera fácil pero lenta, nos genera un aporte de energía muy útil para las actividades físicas.

La pasta en tu alimentación es muy importante. Ahora que descubriste en el salmón ahumado un compañero ideal para ella, puedes crear o elegir muchas alternativas para incluirla más veces en tus menús mediterráneos. Con salsa o en ensaladas, la pasta con salmón ahumado siempre será un plato con un matiz diferente, atractivo y delicioso. Escoge la pasta que prefieras y prepárala siguiendo algunas de nuestras recetas. Por ejemplo, esta de pasta con salmón ahumado, es así de fácil.

Pon caldo de pescado en una olla y cuando comience a hervir hecha la pasta. Cocínala el tiempo sugerido por el fabricante. Mientras tanto, en una cazuela o sartén sobre el fuego pon crema de leche, añádele eneldo, sal y pimienta a gusto. Deja que alcance el punto de ebullición y mantenla en el fuego durante cinco minutos. Luego incorpora el salmón ahumado en pequeños trozos o dados y remueve todo unos instantes sobre el fuego. Si la pasta alcanzó el punto de cocción, escúrrela. Añádele un poco de aceite de oliva, remuévela y mézclala con la salsa. Emplátala, sirve y comparte con quien quieras tu pasta con salmón ahumado.

Receta destacada

PASTA CON SALMÓN AHUMADO Y CALABACÍN

Ingredientes

  • 2 Pastillas de Avecrem Caldo de Pescado -30% de sal
  • 400 gr. de pasta (tallarines, lazos, etc.)
  • 3 calabacines
  • 100 gr. de salmón ahumado
  • 1 diente de ajo
  • 0,5 vaso de vino blanco
  • 1 limón
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas