Lomo en salsa de champiñones

Es el a-e-i-o-u de las comidas o cenas socorridas: lomo de cerdo en salsa de champiñones. Un clásico que nunca decepciona, sobre todo si tenemos en cuenta algunos trucos para cocinar el lomo perfecto. Mira, mira...

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • 100% natural, sabor casero

Cómo hacer Lomo en salsa de champiñones

  • Lomo en salsa champiñones paso 1

    PASO 1

    Sofríe en aceite de oliva la cebolla y el ajo picados durante 10 minutos o hasta que la cebolla quede bien pochadita. Añade los champiñones laminados y cocina durante 3 o 4 minutos a fuego alto. Incorpora el vino blanco y deja que el alcohol se evapore. Reserva.

  • Lomo en salsa champiñones paso 2

    PASO 2

    En una sartén a parte, asa los lomos y añade la pimienta negra una vez esté cocinado. En el apartado “trucos” te contamos cómo elegir y asar los lomos para que te queden lo más jugosos posibles.

  • Lomo en salsa champiñones paso 3

    PASO 3

    Emplata los lomos con la salsa de champiñones que teníamos reservada. Puedes añadir un puñado de hojas de rúcula a modo de guarnición.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Lomo en salsa de champiñones

 

La clave de esta receta de lomo con champiñones pasa por saber elegir y cocinar la carne para que quede lo más jugosa posible. A continuación te desvelamos algunos truquillos que mejorarán sustancialmente el resultado de tu plato:

 

En primer lugar debes elegir en la carnicería el mejor corte de lomo. Y este no es el más bonito a la vista, sino el que tiene una capa de grasa que atraviesa el filete, ya que esta grasa protege la carne del calor y nos permitirá cocerla más lentamente. Además, debemos evitar un corte demasiado fino del filete, ya que se secará antes y probablemente nos quede tieso como la suela de un zapato. Por tanto, lo ideal es pedirle al carnicero/a que nos corte los filetes con cierto grosor.

 

El siguiente truco consiste en atemperar los filetes antes de cocinarlos. Sacándolos de la nevera media hora antes será suficiente. Así conseguiremos que el contraste de temperaturas disminuya y la cocción sea más suave, lo que evitará que los jugos salgan al exterior y el filete quede seco.

 

legamos ahora al paso definitivo: la cocción de la carne. Te recomendamos no freír la carne con aceite en exceso. De hecho, ni siquiera te recomendamos que añadas aceite a la sartén. Una plancha o parrilla seca será el medio ideal para hacer los lomos. Eso sí, impregna la carne con un poquito de aceite de oliva virgen extra dándole un pequeño masaje con los dedos y deja que la carne asimile el aceite durante unos minutos. 

 

Cocina la carne a fuego fuerte al principio por las dos caras y después a baja el fuego a suave para que el interior se caliente sin que los jugos del lomo salgan y deshidraten la pieza. En general, la carne debería estar en su punto en menos de dos minutos. Pasado este tiempo corremos el riesgo de arruinar la carne (debemos tener en cuenta que el calor residual de la carne una vez apagado el fuego seguirá cociendo el filete). Por este motivo, te aconsejamos apagar el fuego un pelín antes de llegar al punto deseado.

Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Estamos ante la clásica receta fácil de hacer y muy rápida que seguro te sacará de más de un apuro. Sin embargo, estas cualidades no restan ni un ápice de calidad y sabor al plato, ya que si contamos con una buena carne de lomo de cerdo, éste quedará super sabroso, muy jugoso y con el gustito a ajo y champiñón, que es una auténtica delicia que encantará a toda la familia. De hecho, seguro que ya estás salivando, ¿nos equivocamos? 

 

En esta ocasión te explicamos cómo preparar lomo en salsa de champiñones en tres simples pasos. Teniendo en cuenta que la elaboración de este plato no tiene ningún secreto (se prepara un sofrito de cebolla y champiñones con reducción de vino blanco y se incorpora a los filetes de lomos asados), permítenos hacer un inciso sobre la carne de cerdo

 

Estamos ante una carne magra, con menos grasa y menos calorías que otros cortes del cerdo. Sin embargo, una mala cocción puede echar por tierra todas sus bondades, además de perder su jugosidad (quien no haya comido alguna vez lomos de cerdo que parecían suelas de zapato que tire la primera piedra). Por eso, en el apartado “trucos” te damos algunos consejos para cocinarlo como merece. Haznos caso, algo tan sencillo como hacer un filete de lomo a la plancha tiene su pequeño intríngulis, pero si respetas las ‘normas’ que te proponemos, todo debe salir a pedir de boca, nunca mejor dicho. 

 

Como verás, todo comienza con una buena elección de la carne en la carnicería. No te dejes llevar por aquellas piezas “bonitas e inmaculadas” de carne pues el aspecto no tiene nada que ver con la calidad. De hecho, los cortes en apariencia feos suelen ser más jugosos que los bonitos, esto es, esos filetes uniformes, redonditos y de un solo color que parecen de juguete. Al contrario de lo que podamos pensar, los mejore cortes son aquellos que tienen algo de grasilla y divide al filete en dos tonos de color.

 

Otros de los aspectos a tener en cuenta son atemperar bien la carne antes de cocinarla, usar una sartén o plancha adecuada y no freírlas en aceite, sino masajear el lomo previamente con un poquito de aceite de oliva y dejarlo reposar unos minutos antes de pasarlo por la sartén. En cualquier caso, si quieres saber más detalles sobre la cocción perfecta, te remitimos al apartado “trucos”.