Si siempre haces las judías verdes con patatas y quieres cambiar en esta sección encontrarás infinidad de recetas y consejos para prepararlas de las formas más creativas y deliciosas, pero sin complicaciones y que podrás tener listas en pocos minutos.

Esta verdura es típica del verano, además de ser un alimento muy saludable. Sin embargo, podemos disfrutarla durante todo el año y cocinar judías verdes de una gran variedad de maneras para conseguir platos estupendos y muy nutritivos. ¡Esperamos que te gusten nuestras propuestas!

Ver más...

Cómo hacer las judías verdes

Aunque acostumbramos a cocinar esta hortaliza casi siempre de la misma manera, lo cierto es que es muy versátil y se adapta muy bien a todo tipo de elaboraciones. La más conocida es la del hervido, pero tienes que tener cuidado con el tiempo de cocción de las judías verdes ya que si las haces en exceso perderán sus propiedades y su sabor. Entre los 10 y 20 minutos, dependiendo del gusto de cada comensal, es suficiente. Un truco para que no endurezcan es añadir sal al final de la cocción, verás que bien te quedan.

Además de cocinarlas hervidas, también puedes saltearlas, combinarlas con arroz o pasta, o mezclarlas con alguna salsa que te guste, como la vinagreta o la mayonesa. ¿Qué te parece? También pueden ser un rico aperitivo o comerse en cremas o al vapor. Aquí encontrarás muchísimas propuestas con las que deleitarte, la mar de saludables y muy sencillas de preparar para que puedas seguir una alimentación equilibrada y sabrosa.

Ya ves que son muchas las respuestas a cómo cocinar las judías verdes, ya que al ser una verdura tan versátil permite echarle imaginación a nuestros platos y crear comidas exquisitas. Más a allá de prepararlas calientes también pueden funcionar estupendamente como plato refrescante cuando llega el buen tiempo.

Por otro lado, son un alimento muy saludable y de bajo aporte calórico, además de ser ricas en fibra, minerales, como el potasio, el calcio y el fósforo, y vitamina C, B2, B6, folatos, provitamina A y beta-caroteno. Todo ello ayuda a nuestro organismo en la prevención de enfermedades cardiovasculares, favorecen el tránsito intestinal y tienen destacables efectos diuréticos y depurativos.

Aunque las habichuelas verdes ya están muy integradas en nuestra gastronomía su origen no es europeo. De hecho, proceden de América, en concreto, de la zona de México y Perú, y se empezó a cultivar allá por el año 5.000 a.C. Se introdujo en nuestro continente cuando los europeos llegaron a América, aunque su consumo no se popularizó hasta el siglo XIX.

Hoy están presentes en múltiples platos de nuestro recetario y para que estos queden lo más apetitosos posible es conveniente seguir unos consejos a la hora de elegir las alubias verdes. Primero es importante ver si tienen un color vivo y brillante, y si su tacto no es extremadamente duro ni demasiado blando. Las que suelen estar más ricas son aquellas en las que las semillas están un poco marcadas.

Después de comprarlas un truco para que se mantengan mejor es meterlas en una bolsa de plástico con agujeros y conservarlas en la parte menos fría de la nevera. Por otro lado, si quieres congelar las judías verdes para consumirlas más adelante lo mejor es limpiarlas, quitarles los tallos y las puntas, cortarlas y escaldarlas durante unos tres minutos. A continuación, sumérgelas en agua helada para cortar la cocción. Sécalas y ya las puedes congelar para utilizarlas cuando más te apetezca.

Judías verdes con jamón

Este es uno de los platos más gustosos para preparar esta hortaliza. Aunque la receta tradicional se hace con jamón serrano, en este caso, te proponemos redescubrirla con jamón dulce y huevo duro. Es un plato sencillo, rápido y sabroso que gustará a toda la familia. Prepararlo es bien fácil. Por un lado, se lavan las judías verdes, se les quitan las punta y los tallos, y se cortan.

Después se hierven unos 7 minutos y se refrescan bajo un colador para parar la cocción. Por otro lado, se corta el jamón york a tiras finas y se cuecen los huevos durante 10 minutos. A continuación, se pelan y se pican y, por otro lado, las patatas también se pelan, se cortan en daditos y se fríen por tandas durante 4 minutos en una sartén con aceite de oliva bien caliente.

Mientras las dejas escurrir sobre papel absorbente rehoga la cebolla picada en una sartén con tres cucharadas de aceite, agrega el ajo picado, las judías verdes, el pimentón y la pastilla de Avecrem. Rehoga durante 4 minutos y ya puedes servir las judías verdes con las patatas fritas, el huevo picado, la tiras de jamón York y las semillas de sésamo. ¡Qué la disfrutes!

Otra receta que te animamos a descubrir es la ensalada de judías verdes que puedes acompañar con los más variados ingredientes, por ejemplo, con patatas, sardinas, bonito, atún o huevo. Escoge la combinación que más te apetezca y anímate a prepararla para toda la familia.

Judías verdes con tomate

Como habrás podido comprobar todas las propuestas que te presentamos en esta sección son increíblemente saludables, pero sin perder su sabor y su colorido. Si nos dejas hacerte una última recomendación te invitamos a que pruebes esta receta de judías con tomate, un plato cocinado a fuego lento con un sofrito de tomate y cebolla y Avecrem. ¡Para chuparse los dedos y mojar pan!

Para prepararla te basta con poner a cocer las judías verdes en una cazuela junto con el sofrito, la pastilla de Avecrem y el azúcar. Déjalo tapado y que se cocine durante un poco más de media hora y si ves que es necesario añade un poco de agua. Un consejo: si las acompañas con pan frito a tiras o unos dados de jamón estarán mucho más ricas.

Descubre las apetitosas recetas que encontrarás en esta detallada selección, todas son muy sencillas y rápidas de cocinar e incluyen el paso a paso para que puedas disfrutar de todos los beneficios de esta hortaliza.

Receta destacada

Crema de judía verde con yogur

Recetas de cremas de verduras hay muchísimas. Quizá las más socorridas sean las de calabaza y calabacín, pero lo bueno que tienen es que se pueden hacer de las hortalizas que más nos gusten. Ver Receta...

Ingredientes

  • 500 g de judías verdes
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 4 patatas
  • 2 yogures naturales
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas